La política en la picota y la economía en el olvido | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Vie Dic 15 2017
20ºC
Actualizado 09:47 pm

La política en la picota y la economía en el olvido | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-08-31 02:43:15

La política en la picota y la economía en el olvido

La política en la picota y la economía en el olvido

Las polémicas protagonizadas por el presidente Uribe así como los pasos en falso de la Fiscalía General de la Nación en lo que respecta al hermano del ministro del Interior Fabio Valecia Cossio, mantuvieron ocupada la curiosidad de la opinión pública pero sobre todo, la atención del Gobierno.

Y sí, todo lo que pasó reviste una gravedad que no se puede cuestionar, como tampoco es motivo de duda que gran parte de la culpa de lo que está sucediendo en lo que a la Fiscalía se refiere, puede encontrarse fácilmente en el momento en que se permitió que las seccionales de las diferentes regiones del país cayeran en manos de los políticos. Sin embargo, lo que todavía no se ha elucidado, es que la nación no puede seguir por el mismo camino.

En otras palabras, con la agenda nacional concentrada en la parapolítica, los líos familiares del Ministro o las polémicas presidenciales.

Es que mientras los altos círculos del Estado parecen concentrados en minar la poca credibilidad que aun le queda a la ciudadanía en las instituciones, la economía se enferma cada vez más rápido, la pobreza de millones de colombianos no da respiro y otros problemas igual o más graves como los defectos en el sistema educativo, la falta de infraestructura vial y hasta la inseguridad ciudadana, están relegados a un segundo plano.

Un país como Colombia, con instituciones endebles e ineficaces, no puede insistir en desgastarse por cuenta de peleas y conflictos personales.

Hace mucho tiempo la determinación de realizar una gran catarsis nacional debió tomarse con firmeza, para depurar tantos vicios y corruptelas que ahora dictan la agenda. La limpieza hay que hacerla y las consecuencias de la misma hay que asumirlas unidos, para ver si al fin de cuentas el país puede dedicar sus energías a aliviarse de todos los otros problemas que también lo aquejan.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad