Para pasar un río de sangre | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Dic 18 2017
19ºC
Actualizado 07:41 am

Para pasar un río de sangre | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-08-31 02:46:49

Para pasar un río de sangre

Siempre que escribo sobre pol√≠ticos y pol√≠tica me arriesgo a recibir un ladrillazo en la cabeza. Sin embargo, no resisto la tentaci√≥n de hacerlo as√≠ de pronto uno de estos energ√ļmenos que no pueden aceptar que otros piensen diferente, me atine de verdad.
Para pasar un río de sangre

Esa peque√Īa minor√≠a que no acepta al presidente Uribe, se radicaliza y se ensoberbece m√°s cada d√≠a tratando de no dejar gobernar. Es este un pa√≠s extra√Īo. Quienes creyeron tener vocaci√≥n de juristas y dedicaron parte de su vida a administrar justicia, hoy quieren ser pol√≠ticos. Y los pol√≠ticos quieren ser jueces. No se atreven a retirarse de sus c√≥modas poltronas de jurisperitos y desde all√≠ tratan de imponerle al pa√≠s el gobierno de los jueces que tan nefastas consecuencias ha tra√≠do a las democracias de otros pueblos y de otras √©pocas. No contentos con eso, se han tra√≠do al pa√≠s al m√°s pantallero de los jueces del mundo, Baltasar Garz√≥n. Aparenta ser bien intencionado en donde quiera que ha metido las narices. En Espa√Īa hacen broma de su figura de relumbr√≥n. Los jueces intentan gobernar a trav√©s de juicios desde tiempos de Salom√≥n.

Equidad o Justicia.¬† Torpemente se aplica la Equidad o con premiosidad se aplica Justicia. Hoy se olvida¬† con miop√≠a y sordera que¬† este pa√≠s se le trep√≥ a las espaldas de Uribe para pasar el r√≠o, un r√≠o de sangre¬† con el que la subversi√≥n inund√≥ todo, y este pa√≠s no se le ha bajado todav√≠a del lomo. La guerrilla asesin√≥ la verdad, predicando una supuesta revoluci√≥n a favor de los pobres.¬† Las mitolog√≠as cristiana y mahometana cuentan el episodio del hombre que pasa¬† un r√≠o, en el caso cristiano, a un ni√Īo a sus espaldas¬† que en el agua pesaba cada vez m√°s. En el cuento mahometano,¬† a quien pasa el r√≠o es a un viejo enjuto, que no quiso baj√°rsele jam√°s. Met√°fora aplicable al caso nuestro.

Nadie se quiere bajar de las espaldas del hombre que result√≥ ser el m√°s fuerte y el m√°s inteligente. Ladran los perros rabiosos que le juegan a la confusi√≥n y al caos. Pero, ah√≠ vamos entre el honor y el decoro. Reconforta o√≠r las palabras de quien fuera palad√≠n de la oposici√≥n. Samper convoca a la serenidad ahora que con este gobierno se vislumbra, dice √©l, una luz al final del t√ļnel. Serpa tambi√©n recoge el arp√≥n envenenado. El, quiz√°s con todo derecho, pod√≠a usarlo pues fue el llagado de una batalla electoral. Pero f√≠jense la sorpresa.

Un art√≠culo de Serpa en El Frente escrito en un castellano impecable, en estilo moderno, con la claridad y la demoledora dial√©ctica de un Aza√Īa,¬† ayuda a aclarar el panorama. Lo titula, ¬ďTodo el mundo puede enloquecer menos el director del manicomio¬Ē, y tiene mucho de verdad, y algo de bondad para con el Presidente. Pero sobre todo, es serio, no es malvado o √≠mprobo, como la mayor√≠a que fastidia a Uribe. No crean que Uribe se va a dejar meter en el horno como un pato.

Todos estos que juegan a un gran asado, deber√≠an estar estudiando el fen√≥meno paramilitar que invadi√≥ este pa√≠s y que en pocos a√Īos arm√≥ un ej√©rcito de criminales¬† o de libertadores, como lo quieran tomar, fij√≥ el rumbo pol√≠tico de la derecha, derrot√≥ militarmente a quienes por a√Īos dominaron un pa√≠s de¬† miedo,¬† y de pronto, al rayar el alba se desarman por una orden. A un hombre que logra que quienes no le temen ni a Dios le teman a √©l, no se le¬† arman trampas de morondanga.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad