Palabras a mi amado padre | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-03-13 05:00:00

Palabras a mi amado padre

¬°Mayito, como le dec√≠a! Es la fuerza viva del hombre amado fecundando el alma de la madre tierra en la hora culminante de la soledad. En la misma hora, cuando las esferas cantaban en silencio la ausencia de aquella presencia que por largo tiempo marc√≥ mi destino. Entonces vinieron los recuerdos gratos de aquellos momentos en que la caricia era la promesa del feliz encuentro, por cierto, vivido entre sue√Īo y alma.
Palabras a mi amado padre

Te amo papi, Dios te bendiga. Sé que ahora estás tranquilo y en paz con Dios y que te fuiste a descansar en el momento que tenía que ser.

¡Papi! Qué dolor no poder cantar y estar junto a ti para expresarte lo que siento ni poseer lo que llevas dentro de tu corazón. Crece la hierba inexorablemente como crece el deseo de abrazarte, mimarte y susurrarte al oído en el momento del abrazo.

Es la plenitud y el vac√≠o que me deja azotado el cuerpo y tambi√©n el luchar por lo que tengo y no tengo. Besos y un tierno abrazo con todo mi amor. Te amo y extra√Īo.

¬°Papi! A Dios doy gracias por haber sido mi padre por tus reproches y consejos, por el bien que me ense√Īaste y de mi ser siempre cuidaste, por ser padre bondadoso, lleno de paz y sabidur√≠a, porque amaste en Verdad, Justicia y Rectitud. Por ser mi padre amado y por ense√Īarme la caridad, sentimientos nobles te cubren y no conociste la maldad. Caballero noble y parco, me ense√Īaste a luchar, aspirando siempre a lo m√°s alto y a mis sue√Īos no renunciar. Por aborrecer todo lo malo, por tus celestiales valores, por guiarme de la mano por senderos llenos de flores.

Por tus palabras de aliento en mis momentos más tristes, y por tus silencios elocuentes que me calmaban dulcemente. Por tu mirada sabia y profunda, por tu expresión siempre serena, por tu paciencia y tesón, torbellino de cosas buenas.

Por mantener en alto tus ideales, sin perder la calma o raz√≥n. Por instruirme en la vida y ense√Īarme a no mentir, por preocuparte por mis problemas, y recompensa nunca pedir. Por ense√Īarme nobles valores: amor, rectitud y compasi√≥n, justicia, desinter√©s y trabajo, caridad, verdad y perd√≥n.

Por todos tus desvelos, y por tu amor paternal. Para mí fuiste un padre ideal, porque cumpliste con tus deberes, porque nunca me fallaste, porque siempre pude contar contigo. Hoy y siempre mi amor te entrego, porque siempre estarás ahí tendiéndome tu cálido abrazo, por ser modelo en mi vida, por siempre creer en mí. Por todo esto padre, te aprecio, y a Dios de nuevo agradezco. Los días y las noches esperanzadas de mirarte, rezo por tu descanso eterno. Amén.

.(Tu yerno: Enrique Manubens Tocabens, tu hija: Marcela G√≥mez Mora, y tu nieta: Silvia Carolina Garc√≠a G√≥mez. Enviado desde Girona, Espa√Īa, con motivo de la muerte de su suegro, padre y abuelo.)

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad