Dos visiones de Medellín | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-03-15 05:00:34

Dos visiones de Medellín

La primera: la que nos proponen libretistas, escritores, productores de televisi√≥n, gente que vive del morbo y otra que lo compra con sed de m√°s. La segunda: la que nos ofrecen los artistas, fot√≥grafos y los propios paisas que cansados de una ¬Ďestigmatizaci√≥n¬í, reclaman respeto por una nueva imagen que est√°n tratando de proyectar. El pa√≠s y el mundo recibe con atenci√≥n ambas miradas, se pregunta cu√°l ser√° la verdadera, esculca con inter√©s y, no en pocos casos con envidia, una fascinante cultura que ha amagado incluso con gritos de independencia y que, de cualquier manera, es objeto de interminable debate.
Dos visiones de Medellín

Ahora cuando la paz aparente que parec√≠a reinar a lo largo de los √ļltimos cuatro a√Īos se ha esfumado, el temor se apodera de muchos. Los √≠ndices de criminalidad que encuentran su m√°xima expresi√≥n en el n√ļmero de muertos hablan por s√≠ solos: Medell√≠n present√≥ un incremento del 64 por ciento en los homicidios pasando de 871 en el a√Īo 2008 a 1.432 en el 2009. Sin embargo, la ciudad sigue siendo centro de eventos, contin√ļa albergando un turismo sano y sus avances en urbanismo moderno y su vocaci√≥n natural, casi gen√©tica, como ciudad de negocios y empresarios, mantienen para muchos una fundada esperanza en que las cosas van mejor.

Pero al tiempo que la realidad se deja sentir, la recreaci√≥n de la misma en el cine, la televisi√≥n o el arte nos trae en estos d√≠as la cuesti√≥n de si Medell√≠n es tan malo o bueno como se vende. Las propuestas son claras: por un lado, la ciudad de Rosario Tijeras; la que seg√ļn los libretistas debe mirarse en el espejo de su pasado para entenderse y no volver a repetirse.

Por el otro, un Medell√≠n como el que nos ofrece Villegas Editores en un libro que acaba de publicarse bajo el t√≠tulo de ¬ĎMedell√≠n 360¬į, cordial, pujante y bella¬í, que aunque inconscientemente aparece como una respuesta al primer modelo, cae ahora como anillo al dedo y recoge las miles de opiniones de quienes piensan que en realidad eso es lo que puede decirse de la capital paisa. Respetuosa de sus tradiciones y sus emblem√°ticas construcciones, la obra visual que lo dice todo con fotograf√≠as tomadas en un formato especial, revela el progreso de una ciudad que est√° hecho de sue√Īos, que est√° siendo construida por personas y que encuentra un nicho humano formidable que lejos est√° de lo sicarial.

Dos visiones de Medellín nos muestran por estos días; unos queriendo contar la historia por otros, los demás viviéndola y expresándola con un orgullo e identidad que a mí me convence más que la de los primeros. Pero para conclusiones, ustedes…

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad