La justicia tiene la palabra | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-03-16 05:00:00

La justicia tiene la palabra

Durante esta campa√Īa electoral, el pa√≠s vivi√≥ una situaci√≥n verdaderamente parad√≥jica. Un c√≠rculo vicioso de trampas e impunidad, que s√≥lo la justicia puede fracturar.
La justicia tiene la palabra

En los meses previos a las elecciones, la sorpresa de la opini√≥n p√ļblica gir√≥ en torno a las pocas por no decir insignificantes cifras de denuncias sobre delitos contra el sufragio.

Ante los entes investigadores fueron muy pocas las acusaciones para tratar de destapar campa√Īas tramposas, a pesar de que el pa√≠s entero sab√≠a que se estaba cocinando un fraude igual o mayor al de las elecciones de 2006. Compra descarada de votos, presiones indebidas y participaci√≥n ilegal de funcionarios p√ļblicos, hac√≠an parte del men√ļ que lamentablemente los colombianos ya conocen de sobra.

Sin embargo, las √ļnicas que parec√≠an no darse por enteradas eran la Fiscal√≠a y la Procuradur√≠a, que esgrim√≠an como disculpa principal la escasez de denuncias formales. Escasez de denuncias formales que los estudiosos del tema atribuyen a la falta de confianza de la ciudadan√≠a en las instituciones fiscalizadoras, as√≠ como el escepticismo generalizado por la falta de resultados en la materia, dada la impunidad reinante.

Pero ahora se suma un nuevo elemento a la ecuación.

Es que seg√ļn Mario Fl√≥rez Fl√≥rez, coordinador de la Misi√≥n de Observaci√≥n Electoral, MOE, organismo encargado de velar por la transparencia de los comicios, el domingo, por lo menos en el √°rea metropolitana de Bucaramanga, hubo proliferaci√≥n de denuncias por corrupci√≥n a los sufragantes. Compra de votos en efectivo, almuerzos, trashumancia, carrusel de tarjetones con la complacencia de los jurados electorales y hasta licor cuando en teor√≠a reg√≠a la ley seca, hacen parte del listado que seg√ļn el MOE, ya reposa en la Fiscal√≠a.

Ahora, sólo queda pendiente que a diferencia de lo que ha sucedido históricamente, esas denuncias produzcan consecuencias judiciales contra los auspiciadores del fraude, si es que realmente existe la voluntad de quebrarle el espinazo a la corrupción electoral pero sobre todo, devolverle la credibilidad a la ciudadanía en el proceso democrático.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad