Publicidad
Publicidad
S√°b Dic 3 2016
20ºC
Actualizado 07:35 pm

Para quienes no la conocen | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-03-16 05:00:00

Para quienes no la conocen

La semana pasada, en el auditorio mayor de la C√°mara de Comercio, se honr√≥ la vida de Cecilia Valdivieso de Uma√Īa y como ella es un testimonio de las mujeres de su tiempo, yo, que pertenezco a la generaci√≥n que fue engendrada por ellas, soy testigo de excepci√≥n de lo que construyeron en silencio, sin aspavientos.
Para quienes no la conocen

Cecilia pertenece a esa generaci√≥n de mujeres que naci√≥ luego de la Primera Guerra Mundial y creci√≥ en medio de una batahola de noticias sobre una Europa revuelta y en perenne crisis, mientras tomaban conciencia de lo que es la vida en una Bucaramanga que luchaba por quitarse de encima el cascar√≥n de peque√Īo poblado para dar sus primeros pasos como ciudad, en medio de estrecheces y dificultades.

Ellas fueron formadas con un conjunto de valores aptos para que en su momento se convirtieran en amas de casa y del transport√≥n de sus casas para adentro dirigieran los hilos de todo, silentemente. Era el signo de los tiempos, cuando a√ļn no hab√≠a llegado la alharaca de la liberaci√≥n femenina.

Pero fueron Cecilia y sus contempor√°neas quienes, a empujones y sin alharaca, hicieron lo que era dif√≠cil, abrir las puertas para que otras, que vinieran despu√©s, pudieran entrar al escenario de los hechos y reclamar papel protag√≥nico. ¬ŅPor qu√© lo hicieron? Porque otearon que la vida no volver√≠a a ser como antes y por eso, sin ruido, dejaron sentado que era hab√≠a que cambiar los conceptos sobre el papel de la mujer en la sociedad.

Cecilia encarna a cabalidad a esas mujeres, aquellas que hoy est√°n en la cumbre de la edad dorada. ¬ŅQu√© obra perecedera dejaron? Cuando los hechos les demostraron que vivir no es un lecho de rosas, sin dramatismo asumieron el papel de cabeza de hogar y levantaron a su prole con coraje y dignidad. La vida no les dio reposo y fueron los pilares de las generaciones que hoy, mal o bien, son protagonistas de los hechos.

Cecilia es recia, aparentemente dura, inmensamente tierna y afectiva, alguien que a brazo partido y a punta de m√°quina de coser cri√≥ m√°s de media docena de hijos y luego se dedic√≥, desprendidamente, a ayudar a mujeres que han tenido que superar momentos y circunstancias dif√≠ciles y amargos. Y lo hace en silencio, sin esperar retribuci√≥n alguna. Por eso a sus din√°micos 91 a√Īos sigue dando clases de costura a ex prostitutas, a mujeres cabeza de familia de clases populares, para que aprendan un arte que les ayude a defenderse en la vida.

Cecilia es hermosa. La vida me permiti√≥ conocerla desde muy ni√Īo y doy fe de que es una mujer sin par.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad