HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-03-16 05:00:00

HAGASE OIR

HAGASE OIR

Eso ocurre en todos los países a excepción de unos pocos que como el nuestro, en el que el cinismo y el descaro son el común denominador, se ve que quienes los representan en los altos cargos le tuercen el cuello a la Constitución y la ley sin que nada les pase. Así, cualquiera se siente con autorización para violar las normas porque cree que no podrá ser sancionado o castigado. Jefes de Estado, ministros y congresistas que en cualquier país caerían por nimiedades, aquí se atornillan con el aplauso de quienes como hace dos mil años, pidieron la crucifixión de Jesús porque dizque atentaba contra el régimen establecido, refrendando de paso el poder a sus sátrapas expoliadores. Muy poco ha evolucionado la sicología de la gente a través de la Historia, y eso lo saben muy bien quienes hoy ostentan el poder porque ven que las masas, amaestradas, no representan un peligro para sus privilegios. Así ,que sigan la rumba y el carnaval porque el mundo se va a acabar.

Orlando Almeida Remolina

Maestros de la música

Todas las personas mueren, las canciones no, ellas nacieron de acero y de acero perduran, vuelan por los aires, enredando recuerdos con nostalgias; pasan de país en país y las traducen los hombres en lenguajes para que el mundo las entienda y aprenda a reír, a llorar y cantar. La música alegra o entristece el ambiente del oyente, llega al entorno así sea en el camino, en un bus, atravesando un monte o una quebrada, llegando o saliendo de la ciudad y lo transporta a cosas reales o imaginarias. ¡Que viva la vida, la música y los compositores que hacen el milagro divino de lo sonoro.

En esta nota queremos resaltar la memoria de los grandes maestros de la música en cualquiera de sus géneros y que han fallecido en los últimos tiempos: Guillermo Abadía, (mi maestro de folclore en Bogotá en 1976), Rafael Escalona, Rogelio Echavarría, Jorge Villamil, Michael Jackson, Jorge Ovidio Melgarejo, entre otros que embellecieron el pentagrama nacional e internacional.

Germán Valenzuela Sánchez


¡Emergencia social!

El ministro de Protección Social debe renunciar, pues no hizo más que lapidar la imagen de nuestro Presidente dando muestra de su incapacidad, levantando “tremendo” problema en lo referente a la salud social. ¿No pensó acaso por un  momento en las personas que no tienen recursos? ¿que las enfermedades no dan aviso ? y ¿qué hace el que no tiene dinero? ¿morir en las calles ? ¿o acaso pensó que todos estamos ganando millones detrás de un escritorio para pagar un especialista de la salud ?  En la salud se presentan muchos dilemas éticos difíciles de resolver; antes de tomar estas medidas se debió estudiar cómo conseguir el dinero para financiar la cobertura total. Estos son los resultados de elegir malos ministros, carentes de inteligencia y que han dañado la imagen de un buen gobernante.  Antes que pensar en ese tipo de emergencia social, mucho mejor sería pensar en la reducción del gigante tamaño del Congreso rebajando a la mitad el número de senadores y representantes a la cámara para que estos dineros se inviertan en beneficio social de los pobres.

Marina Cortés De Plata

Triunfar

Hay que perseguirlo con fuerza, se requiere de mucho trabajo y constancia; no debemos permitir distracciones, siempre luchando por él, perseverando, ya que es difícil de alcanzar.

Nada es imposible, piensa, actúa y lo lograrás aún con tropiezos; no es fácil, en el camino encontraremos muchas dificultades.

Napoleón Bonaparte hablaba permanentemente a sus ejércitos y en la derrota decía que se perdía una batalla, pero no la guerra. Nada más cierto, no debemos claudicar ante las primeras dificultades, los grandes logros vienen después de muchos fracasos; estas adversidades nos llevan camino al éxito.

La verdadera lucha que se pierde es la que jamás comenzamos. Triunfar es el desarrollo integral, acompañado de un buen hogar, excelente esposa e hijos que transmitirán a las futuras generaciones, un luchar con ahínco, amor por el trabajo para así lograr personas exitosas, justas, caritativas y humanas.

Luis Fernando Rojas Saldarriaga


Nuevas elecciones

Pasadas las elecciones para renovar el Congreso, el pueblo debe prepararse para elegir al nuevo Presidente de la República. ¿Por quién votar? Hay varios candidatos de diferentes tendencias políticas. Cada quien debe sufragar por el que considere el mejor, de acuerdo con sus convicciones. Yo personalmente lo haré por el que representa al Partido Liberal. Estas son las razones:

Los liberales han sido los paladines de la paz, del progreso, del orden, de la justicia social, de la convivencia, de la democracia verdadera y auténtica. Los liberales han sido los propulsores de todos los cambios y transformaciones de la sociedad colombiana, en aras de dignificar al pueblo, hacerle más llevadera y feliz su existencia. Los liberales tenemos el honor de ser los descendientes de José Antonio Galán, Antonia Santos, José Hilario López, Manuel Murillo Toro, Salvador Camacho Roldán, Ezequiel Rojas, Eustorgio Salgar, Benjamín Herrera, Uribe Uribe, Enrique Olaya Herrera, Alfonso López Pumarejo, Eduardo Santos, Alberto Lleras Camargo, Carlos Lleras Restrepo, Alejandro Galvis Galvis y tantos otros mártires unos, pensadores otros, ideólogos los demás que desde el siglo pasado, en el campo de batalla o fuera de él, ofrendaron su vida y consagraron su inteligencia al servicio de una causa imperecedora: la causa del liberalismo colombiano.

Guillermo Reyes Jurado

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad