Publicidad
Publicidad
Jue Dic 8 2016
20ºC
Actualizado 09:18 pm

HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-03-17 05:00:00

HAGASE OIR

HAGASE OIR

Pero como todo no puede ser un Jardín de Rosas, en la actualidad el parque lleva cinco días oscuros, sin que nadie se apersone de esta problemática, poniendo en riesgo la seguridad de los habitantes de la Ciudadela real de Minas, ya que esta oscuridad es aprovechada por los atracadores para hacer sus fechorías.

Sería conveniente que la Administración Municipal adecuara la estructura existente en el Parque para la construcción de un CAI de la Policía, para velar por la seguridad de los residentes.

Benjamín Fragoso Torres

Ladrones de agua...

A Tona, se la han robado/ debe protestar la gente,/ a Tona, la han ignorado/ en los estudios de ambiente.

Que crueldad  y que descaro/ con el pueblo y sus barbechos,/ se roban nuestros recursos/

se roban nuestros derechos.

Qué ultraje, a un pobre pueblo/ qué tamaña corrupción,/ bandidos de blanco cuello/ podrida Constitución.

Descarados de la patria/ roban todos los rincones,/ y hacen falsas  alharacas/ en víspera de elecciones.

Funcionarios amorales/ cuarteles de corrupción,/ en lo alcahuetes iguales/ que, llaman, Constitución.

Tona le pide al gobierno/ el embalse revisar,/ de lo contrario un infierno/ tendremos que soportar.

El embalse del rio Tona/ bien se debe revisar,/ con la gente de la zona/ que debe participar.

Alberto Florez Florez

Corridas de Toros

Una raíz de la violencia está en la forma como maltratamos a los animales. Cada corrida de toros  representa el Circo Romano; cultiva salvajismo, forma criminales. Criminal no es sólo quien  asesina un humano; también  quien mata  cualquier ser viviente. Allí vemos que la brutalidad del hombre supera la del león; le arrebata el título de rey de los animales y dos cosas  sorprendentes: la inteligencia de las bestias y la bestialidad de los hombres. Da lástima cuando asesinan, poco a poco, un toro en  plaza  martirizado en estado de indefensión; le aplican  vaselina en sus ojos para que vea menos y las puntas de los cuernos limadas expresamente  para que no se defienda.  Es cobardía la de todos los actores en  la faena. Triste; vergonzoso que ni la Iglesia ni los moralistas hayan elevado su voz de protesta contra estos abusos. El día  llegará en el que veamos el asesinato de un animal como ahora vemos el de una persona.

Fabio A. Ribero Uribe

Premio o castigo

Si las condiciones establecidas en la Constitución Política de Colombia no cambian, en un futuro inmediato tendremos que el próximo presidente tendrá a su haber un premio o en su defecto un castigo, de acuerdo a su gestión administrativa...

A la anterior conclusión llegamos después de analizar el  texto del régimen presidencial tal y como quedó establecido en la Constitución por la reforma introducida para dar vía jurídica a la primera reelección del actual mandatario, Álvaro Uribe Vélez.

Si analizamos en forma detenida este hecho, resulta muy positivo para la democracia participativa por parte de la ciudadanía y es un reto importante para la persona que llegue a la Presidencia de la República.

Entonces, viendo con lupa este cambio sustancial en el capítulo presidencial de la “carta magna” no sería raro que en el futuro inmediato volvamos a tener un  Jefe de Estado por 8 años similar a lo que aconteció con el actual mandatario, Álvaro Uribe Vélez, debido a que las condiciones legales  para tal fin están establecidas y son norma constitucional.

Así las cosas y con base en las disposiciones legales, al nivel de la Constitución Política de Colombia,  de todas maneras la ciudadanía será quien decida mediante el acto democrático de la votación a quien elige en los próximos comicios del día domingo 30 de mayo del presente año y 4 años después sufragará o por  un nuevo mandatario o por la  reelección.

Jorge Giraldo Acevedo

Éxodo

Buscando la historia, se encuentra el largo éxodo de los colombianos: los invasores ocupando las tierras. Pánico. Muerte. Perros que ladran la despedida, detrás del amo pobre. Ranchos de paja bajo el fuego y las malas palabras de hombres enloquecidos.  Llegaron de otras partes los embates de la muerte: a machete, incinerados, la horca suspendida en los árboles. Los ríos llenos de cadáveres.

Doblan las campanas y las lágrimas se secan, buscando el refugio en las luces de la ciudad.

Las mujeres buscan los senderos, una dos y tres veces, con el rostro apagado del marido, del hijo: el vacio de lo que quedó y la nada que los espera.

Será que la coherencia aparece. No se puede seguir con la fe del carbonero (lo religioso e ingenuo).

Uriel Bautista Gamboa

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad