Publicidad
Publicidad
Vie Dic 2 2016
24ºC
Actualizado 03:08 pm

Provenza necesita una respuesta seria | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-03-18 05:00:00

Provenza necesita una respuesta seria

Provenza necesita una respuesta seria

El puente de Provenza fue entonces el hito que ubicaba no sólo el límite sur de la meseta de Bucaramanga, sino la entrada al área de mayor crecimiento urbanístico y poblacional de las últimas décadas. Hacia el sur y a partir de la 105, derivaron decenas de conjuntos residenciales que desafiaron la capacidad de respuesta de las alcaldías de Bucaramanga y Floridablanca, en la rápida adecuación de la autopista, las paralelas y las redes de servicios públicos. Cañaveral creció a toda velocidad y los municipios se integraron totalmente, aunque hoy permanezcan, por intereses políticos mezquinos, administrativamente separados.

Todo esto ocurrió en poco tiempo y significó para Provenza también, una transformación demasiado rápida del barrio residencial, algo alejado y muy tranquilo, en una zona de altísima concurrencia por la construcción de decenas de barrios alrededor, además de edificios y unidades residenciales; colegios de alto número de estudiantes, la Terminal de transportes que encuentra por allí su vía principal y ahora es sede de una de las estaciones principales del Sistema Integrado de Transporte Masivo.

Y como suele ocurrir, este crecimiento no tuvo la planeación necesaria y tampoco se aplicaron a tiempo las medidas de protección para que lo que surgió como zona residencial, se conservara como tal y no, como sucede hoy, las residencias estén a punto de sucumbir en medio de la cantidad de negocios de rumba que han incrementado de manera preocupante los índices de delincuencia y violencia en el sector.

Como lo mostró hace un par de días este diario, Provenza afronta hoy problemas tan disímiles como el tráfico de drogas en los alrededores del famoso puente sobre la autopista; la invasión y asentamiento de colonias de delincuentes en la escarpa que la circunda y la pérdida casi total de las aceras tomadas por los vehículos. Todo, frente a la mirada alelada de la autoridad de tránsito y la falta crónica de acciones contra la delincuencia. Ante esto, las respuestas de los funcionarios abordados por nuestros periodistas no superaron el tono protocolario y la frase de cajón.

Es indudable que Provenza requiere de las autoridades civiles y de Policía respuestas serias y urgentes, sobre todo si, como se puede ver ya, la nueva estación de Metrolínea hará que se produzcan nuevos desafíos a su seguridad y tranquilidad, cuyo desarrollo tendrá un impacto positivo o negativo, dependiendo precisamente de la rapidez y eficacia de la acción oficial.

En conclusión, no sólo es perentorio que las autoridades contengan la gran cantidad de problemas que afrontan hoy Provenza y los barrios aledaños, sino que se aseguren desde ahora de que el progreso que debe traer la nueva estación de Metrolínea, sea eso, progreso, y no se convierta, en cambio, en el golpe final a un sector que siempre ha tenido un comportamiento ejemplar en el área metropolitana.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad