Enfermos difíciles | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Sáb Dic 16 2017
25ºC
Actualizado 04:33 pm

Enfermos difíciles | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-03-18 05:00:00

Enfermos difíciles

Enfermos difíciles

El hombre de hoy es un enfermo difícil porque nadie lo ha preparado, ni él se ha preocupado por tomar medidas y pertrecharse para el día que, como ser contingente y vulnerable que es, nace, crece, enferma, se reproduce y muere, deba hacer un alto en la vida, obligatorio, teniendo dentro de su presupuesto que nunca se iba a enfermar y qué realidad tan dura cuando uno piensa todo el tiempo necesario y más que suficiente con una constatación terrible de que “el mundo conmigo o sin mí marcha lo mismo y mejor”, a causa de un virus, una enfermedad o un posible accidente.

El hombre moderno, de momento, no ha aprendido a hacer acopio de fuerzas ni se ha ejercitado en algunas virtudes para hacer frente al día en el que, el dolor, vecino más humano que tenemos los humanos, pueda llamar a nuestra puerta. El hombre y la mujer de nuestros días confían demasiado en sí mismos y en la técnica; piensan que esta última les va a solucionar los problemas más íntimos y personales -vana ilusión- y no prevén cómo se enfrentarán con ellos, con los de dimensión espiritual, el día que les toque su ración o porción de sufrimiento, de dolor, de abandono, de soledad, de angustia.

Debemos reconocer que nos falta la dimensión espiritual, la fortaleza del Evangelio, la paciencia del santo Job, la humildad de la paloma, la astucia de la serpiente, la fe y la esperanza de los fuertes, para superar con dignidad y no con resignación, con elegancia y paz interior las horas duras y amargas, los momentos difíciles, los días de enfermedad, el tiempo que la sociedad nos parqueará en una cama de un hospital, clínica o en cualquier otro lugar elegido para ello.

De ahí que debemos prepararnos interior y espiritualmente, pues el tiempo es lo más justiciero que hay. No perdona a nadie ni a nada. Quiérase o no, necesitamos de un buen bagaje espiritual; es importante saber amarnos por dentro; urge una vida interior lo suficientemente fuerte para afrontar sin miedos las horas “negras”. Importa y mucho saber conformar nuestra voluntad con la de Dios, nuestro Padre.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad