驴Qu茅 nos pasa? | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
S谩b Dic 16 2017
20ºC
Actualizado 06:07 pm

驴Qu茅 nos pasa? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-09-01 00:08:02

驴Qu茅 nos pasa?

Lo que se percibe una vez m谩s en esta discordia entre las instituciones es la carencia de sensatez y la p茅rdida de la conciencia de los representantes de los poderes p煤blicos de que est谩n al servicio de una naci贸n,
驴Qu茅 nos pasa?

de la dignidad de una sociedad, de la salvaguarda de unos principios esenciales de la democracia. Nada m谩s perjudicial para la vida social que la persistencia de este intercambio de hostilidades que degradan por igual a los dignatarios y exponen a la Naci贸n a la picota p煤blica, con una p茅sima imagen internacional equiparable, ya de por s铆, a los pa铆ses m谩s atrasados. La sospecha de que algo muy corrupto se alberga en las entra帽as de nuestra sociedad, ser谩 la lectura que har谩 la comunidad mundial.

La presencia del Fiscal de la Corte Penal Internacional y del juez Baltasar Garz贸n son, de hecho, bienvenidas como garant铆a para resolver las inquietudes que pesan sobre una posible impunidad y una deficiente reparaci贸n a las v铆ctimas de la violencia paramilitar. Es una cruzada por la verdad, que deber铆a generar la cohesi贸n m谩s grande de la sociedad, de su dirigencia, de sus gobernantes, para que todas las actuaciones sean correspondientes con la claridad que se espera de los tribunales de justicia.

Si hay un momento hist贸rico oportuno para develar este tema infausto que pesa sobre la sociedad Colombiana, es 茅ste. Si hay una ocasi贸n propicia para encarar esta situaci贸n con el mayor compromiso de dar una salida radical a este flagelo y encauzar la vida social por mejores rumbos en la democracia, es 茅sta.

Y, sin embargo, resulta frustrante constatar que, en vez de mover los pasos hacia la b煤squeda de esta resoluci贸n nacional, lo que se hace ahora es entorpecer con agrias reconvenciones esta tarea de esclarecimiento, como si se quisiera buscar en el ojo ajeno lo que ha sido una triste responsabilidad de gran parte de la sociedad colombiana; o, peor a煤n, como si la delincuencia hubiera permeado tanto nuestras instituciones que el miedo al establecimiento de la verdad de estos pasajes oscuros de nuestra vida, sea el que se atraviese como obst谩culo para impedir este necesario ejercicio de justicia.
Triste es decirlo, pero as铆 parece.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad