El régimen de Michín | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-09-01 00:09:03

El régimen de Michín

El régimen, muy enredado, vive de escándalo en escándalo. Pero la popularidad de Uribe le permite salir a ocultarlos personalmente lanzando cortinas de humo que, además,
El régimen de Michín

son ataques a las instituciones, a la prensa objetiva y a la oposici√≥n. Todo con la complacencia de grandes medios de comunicaci√≥n a su servicio, en horario estelar y el tiempo que desee. Y sus instrumentos son de uso exclusivo presidencial. Si Piedad C√≥rdoba se re√ļne con la guerrilla para intentar un acuerdo humanitario, entonces es su socia, debe ser judicializada y llevada a cadalso. Pero si altos funcionarios utilizan la ¬ďCasa de Nari¬Ē para reuniones clandestinas con bandidos del paramilitarismo y el narcotr√°fico y los abogados de los capos para complotar contra las instituciones, entonces son funcionarios de gran estatura √©tica y moral que le estaban prestando un servicio a la justicia recepcionando pruebas de hechos delictivos que luego engavetaron porque no eran trascendentes ni importantes.

Y siguen campantes. No renuncian. Y, ¬Ņpor qu√©? Pregunta molesto el Presidente. Claro, es la nueva √©tica. La √©tica uribista. La misma con la que le argument√≥ al Banco de la Rep√ļblica que escuchara al pueblo antes de tomar medidas econ√≥micas pero que a su vez no le sirve a Uribe para reflexionar sobre la revisi√≥n y el aumento extraordinario del salario m√≠nimo solicitado por las centrales obreras.

El Presidente se comporta como el Gato Mich√≠n: ¬ď...y el que conmigo se meta, en el acto morir√°.¬Ē Pero a diferencia de Mich√≠n, Uribe si act√ļa. Insulta, difama, injuria y calumnia. Y, no pasa nada. Para eso tiene la popularidad bien alta y a las Farc replegadas. Y los grandes medios de comunicaci√≥n a su favor para los cuales ahora resulta que Uribe se est√° es defendiendo y por eso utiliza su arma predilecta, el ataque.

Caramba si lo que estamos presenciando es algo aterrador: unas mafias de paramilitarismo y narcotr√°fico tratando de legitimar su actividad y su presencia en la pol√≠tica nacional y regional a trav√©s de una dirigencia corrupta y, de paso, ayudando a que una √©lite del establecimiento nacional siga campante y tranquila aprovech√°ndose de los privilegios que le otorga el r√©gimen de turno. La misma que, en privado, critica las mafias criminales emergentes especialmente cuando se cruzan en sus negocios, pero que, en p√ļblico, calla mientras aplauden al r√©gimen que las tolera, pero ¬Ņpor qu√© no? Si los negocios van bien, que a la larga es lo que importa.

Y, mientras tanto, conspirar contra la Justicia, impedir que ella act√ļe, amilanarla con esc√°ndalos, desprestigio y una propuesta de reforma insustancial. Muy aterrador el panorama. Ojal√° no se le ocurra silenciarnos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad