Publicidad
Publicidad
Mar Dic 6 2016
24ºC
Actualizado 02:40 pm

El 40% de quienes dicen ser desplazados, mienten | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-03-19 05:00:00

El 40% de quienes dicen ser desplazados, mienten

Cerca del 40% de las declaraciones que presenta la población al programa Acción Social, no cumplen con los requisitos para recibir la ayuda destinada a la población desplazada.  
El 40% de quienes dicen ser desplazados, mienten

Según la dirección regional del programa de la Presidencia de la República, durante el cruce de información y la verificación de datos, se encuentra que algunas personas cuentan con sisben, tienen un trabajo estable y residen en la ciudad.

Esta situación también ha tenido que enfrentarla la subdelegación en Bucaramanga del Comité Internacional de la Cruz Roja, CICR, entidad que asegura que rechaza el 54% de estas solicitudes por presentar este tipo de inconsistencia.

Además de esta situación que, sin duda, afecta negativamente a quienes sí son víctimas del desarraigo, hay que sumar el hecho de que el fenómeno del desplazamiento forzado en Bucaramanga, ha cambiado significativamente en los últimos años y por ello han disminuido las ayudas para quienes lo sufren.

Organismos internacionales, gobernantes locales e instituciones que atienden este flagelo, ofrecen una perspectiva sobre esta situación en Santander.

Ayudas que se desplazan

El control territorial de bandas emergentes en zonas residenciales, secuestros entre familiares y la falta de oportunidades para la población menos favorecida, pueden estar transformando el tema del desplazamiento en la región.

Para Roberto Petronio, jefe de la subdelegación del CICR en Bucaramanga, mucha gente se está desplazando por razones que no tienen que ver con el conflicto armado.

“Hemos encontrado personas que se desplazan de sus poblaciones porque no encuentran solución a problemas de salud. Otros, siempre han vivido en condición de desplazamiento y ante la falta de oportunidades deciden presentarse como desplazados para pedir ayuda”, asegura Petronio.

La situación evidencia, según este delegado del CICR que “si los conflictos cambian de cara y de contexto, la ayuda debe replantearse”.

El CICR asegura que el número de desplazados en la región ha disminuido y que esta situación también trae cambios.

Ante esto, una de las soluciones planteadas por el Comité es dirigir su ayuda a otras regiones del país y cerrar programas en la región como el proyecto de Asistencia Humanitaria de Emergencias.

“Siempre hemos dicho que cubrimos la parte de urgencia de los desplazados durante los tres primeros meses, porque algunas entidades del Estado no eran capaces de cumplirlo. Pero la población ahora pide vivienda y tiene otro tipo de necesidades que el Gobierno le tiene que brindar”, asegura Petronio.

Aunque la situación sigue bajo la lupa del CICR, la tarea de vigilar y entregar las ayudas de ahora en adelante queda en manos del programa estatal Acción Social.

“Si vemos que el país cuenta con los medios y tiene por ley la obligación de hacerlo y ayudar a los desplazados, le damos el espacio. Si nunca lo dejamos, no vamos a saber si funciona”, añade el delegado.

“Esa es una de las grandes razones por las que hemos decidido en la zona nororiental reducir los programas de atención a desplazados”, explica Petronio.

Violencia de los campos a las urbes

Los grupos armados clásicos como las Farc y el Eln se han retirado un poco de los campos. Esto ha generado un nuevo tipo de violencia, la que afecta a las urbes

Aunque llegan denuncias al CICR y a la Defensoría del Pueblo sobre bandas emergentes, los expertos aseguran que aún no se conoce cuánta población que ha sido desplazada por las acciones de estos grupos.

Roberto Petronio del CICR asegura: “si las bandas están bastante organizadas, utilizan armas de largo alcance, controlan territorios y la gente se desplaza por miedo, ahí si podemos considerarlo como un desplazamiento masivo a pesar de que estos grupos no son para nosotros ni las Farc ni el Eln”.

Según Petronio, en Bucaramanga hay presencia de estos grupos pero para el CICR todavía no cumplen con los criterios para hacer una intervención humanitaria. A pesar de esto, los miembros de esta subdelegación no descartan que la situación empeore.

Para Dilmar Ortiz, Defensor Regional del Pueblo, El desplazamiento por una u otra razón, no ha finalizado. “En nuestras oficinas lo vemos diariamente, pues recibimos denuncias de personas desplazadas por bandas como Los Rastrojos o Águilas Negras”. (Ver gráfico)

 

síntesis

Atención de desplazados del CICR la asume Acción Social

• Sobre la atención a las víctimas del desplazamiento que han dejado de ser atendidas por el Comité Internacional de la Cruz Roja en Santander, el director regional de Acción Social asegura que siempre se ha tenido conocimiento del tema.

• “El CICR hizo un acuerdo de entendimiento con el Estado colombiano que le permitió de manera voluntaria entregar ayuda humanitaria a los desplazados que el Gobierno no alcanzaba a cubrir. Ahora el programa de Asistencia Humanitaria de Emergencias está en nuestras manos y ya estamos ayudando a las familias”, asegura Pérez.

 

asistencia del gobierno local

Según Luis Fernando Cote Peña, secretario de Gobierno del Departamento, el fenómeno del desplazamiento entre los años 2002 y 2003, presentó una caída no sólo en Santander sino en el ámbito nacional.

Sin embargo, se presentó un crecimiento anormal entre 2007 y 2008, cuando varias familias desplazadas se acercaron a los organismos humanitarios para registrarse como víctimas de este flagelo.

“La mayoría de los desplazados habían salido de sus tierras hasta siete años atrás. Esta estadística nos ayudó a identificar que en realidad los índices habían disminuido”, aseguró Cote Peña.

Actualmente, según el registro del programa Paz y Derechos Humanos de la Gobernación de Santander, en el Departamento existen 120 mil personas en condiciones de desplazamiento.

De esta cifra, 50 mil se ubican en el municipio de Barrancabermeja y 49 mil en la capital santandereana. El resto en el área metropolitana y en otros municipios de la región.

“La presencia de organismo internacionales como el Comité Internacional de la Cruz Roja, Acnur y Naciones Unidas ha sido vital todos estos años. El hecho de que se vayan de la región y que atiendan a otros departamentos nos entristece, pero también nos demuestra que el conflicto ha disminuido y que la administración pública está capacitada para atender la situación”, añade Cote Peña.

 

lista

El desplazamiento en cifras

•     39 mil 765 personas en condición de desplazamiento llegaron a Bucaramanga en 2009 según la Defensoría del Pueblo.

•     124 mil 758 víctimas del desplazamiento forzado fueron registradas por Acción Social al mes de junio de 2009.

•     1.200 familias desplazadas hacen parte del programa Capital Semilla para la generación de proyectos productivos, según el programa Acción Social.

•     De acuerdo al informe presentado por la Corporación Compromiso y el Observatorio de Nororiental de Desarrollo y Derechos Humanos, en 2009 el 53% de los desplazados eran menores de edad, el 22% hacían parte de las minorías étnicas y el 25% a personas ancianas.

•     Entre 6 y 8 declaraciones por desplazamiento forzado recibe diariamente la Defensoría del Pueblo.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Ahora en Whatsapp
Publicidad
Publicidad
Publicidad