Verde, fértil y feliz | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-03-20 05:00:00

Verde, fértil y feliz

Lo √ļnico bueno del domingo pasado fue que al paisaje colombiano retom√≥ el color verde, sin√≥nimo de vida y esperanza que tanto nos gusta. Ese d√≠a ganaron Antanas, Lucho, Pe√Īalosa y gan√≥ en Colombia una opci√≥n diferente a las que han gobernado a este pa√≠s durante casi 191 a√Īos y que nos tienen friegue que friegue todos los fondos de todas las ollas.
Verde, fértil y feliz

Otra verde que gan√≥ fue Gilma Jim√©nez, la promotora del referendo de cadena perpetua para violadores y maltratadores de menores, que logr√≥ cerca de 200 mil votos. Esto quiere decir que, afortunadamente, los colombianos a√ļn consideramos a nuestros ni√Īos como un tesoro que hay que cuidar, proteger y salvar y que, como dijo Enrique Pe√Īalosa, lo que queremos son ¬ďni√Īos felices, deseados y abrazados¬Ē.

Todo esto es positivo y justo pero adem√°s del abuso y la violencia sexual, existen otros factores que inciden en la infelicidad y el no futuro de nuestros menores. Hay violencia contra los ni√Īos, por ejemplo, cuando se les arrebata gran parte del presupuesto destinado a su cuidado, nutrici√≥n y educaci√≥n, para destinarlo a la compra de balas o tanques de guerra obsoletos que tienen por objeto justificar una fuerza que s√≥lo sirve para esconder toda clase de desmanes.

Hay violencia contra los ni√Īos cuando su madre, su padre, o ambos, son despedidos del trabajo porque la empresa quebr√≥ o porque el presidente la vendi√≥ a un pulpo internacional en aras de la competitividad y de echarse una buena cantidad de d√≥lares en sus bolsillos. Hay violencia contra nuestros ni√Īos cuando ni siquiera pueden recoger basura pues ese negocio solamente pueden explotarlo dos enanos de mejor cuna.

Hay violencia, absurda violencia contra nuestros ni√Īos cuando el Presidente propone pagarles para que se vuelvan sapos y hay la m√°s despiadada de las violencias contra nuestros ni√Īos cuando a sus padres o hermanos las ¬ďfuerzas de seguridad¬Ē del Estado los raptan en cualquier esquina, los asesinan y disfrazan para hacerlos pasar por guerrilleros y justificar as√≠ el √©xito de su cultura de la muerte. Y hay la m√°s ins√≥lita de las violencias contra nuestros hijos cuando al responsable de esto, en lugar de mandarlo al infierno, lo escogen para presidente de la Rep√ļblica.

Ojal√° Gilma extienda su visi√≥n a estas y muchas m√°s causas del problema para que el futuro de los ni√Īos deje de ser negro y se torne verde, f√©rtil, feliz.

¬ď¬°El coraz√≥n se acelera cuando sabemos que es posible!¬Ē, Antanas Mockus

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad