¬°Quiero actuar! | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mié Dic 13 2017
24ºC
Actualizado 03:50 pm

¬°Quiero actuar! | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-03-21 05:00:00

¬°Quiero actuar!

Alejandra, una de las aspirantes, tiene una coincidencia que la une a la pel√≠cula ¬ďArmero¬Ē: naci√≥ cuatro d√≠as despu√©s de la tragedia. Vanguardia Liberal se infiltr√≥ en el casting de la cinta, que se realiz√≥ esta semana en Bucaramanga.
¬°Quiero actuar!

El primer mito sobre un casting: la fila de aspirantes no est√° integrada s√≥lo por la versi√≥n criolla de¬† Kristen Stewart o Robert Pattinson. Para todos hay oportunidad: gordos, flacos, altos, bajitos, trigue√Īos y hasta con ojos rasgados.¬† Claro, tambi√©n se presentan las encarnaciones (o eso quisieran) de Angelina Jolie y Brat Pitt, pero no llegan en masa.

Es que en una película también se necesita el portero, la amiga, el vecino, el médico y la enfermera. Y por algo hay que empezar.
La fila, contrario a lo que se pudiera pensar, tampoco era muy larga. Bueno, por lo menos durante la primera hora, porque despu√©s se aparecieron m√°s de cien aspirantes. Algunos dir√°n que eso es t√≠pico del colombiano, llegar tarde a todo, pero es que no es ¬ďcool¬Ē llegar primero, ¬Ņno? Lo mejor es hacerlo cuando ya est√°n los amigos.

Otros ten√≠an sus buenas excusas cuando ya eran las ocho de la noche, mor√≠an por participar en el casting y √©ste estaba a punto de terminar: ¬ďes que estoy de cumplea√Īos y no ten√≠a pensado venir, apenas vi el cartel y decid√≠ entrar¬Ē. Todo dicho sin perder el acento ¬ďcool¬Ē.

Segundo: no todos los aspirantes est√°n repitiendo en ¬Ďmantra¬í los libretos que les entregan al entrar. Algunos, simplemente, est√°n sentados en una silla con una mueca que parece una contracci√≥n de dolor. Y podr√≠a ser peor: la prueba casi que decantar√≠a en una migra√Īa tanto para el artista como para el observador. ¬†

Por fortuna para los aspirantes, el director del casting no se puede comparar con Simon Cowell, que los hace llorar a todos en American Idol. Ni siquiera con José Gaviria, quien intenta hacer lo mismo en Factor X.

Este director soport√≥ durante las cuatro horas que dur√≥ el casting, las palabras inimaginables que la gente dice para fungir de alguna manera como actriz o actor: ¬ďHola, un gusto conocerte, Dios te bendiga¬Ē (acompa√Īado de la se√Īal ¬Ďll√°mame¬í), ¬ďsiempre quise ser actriz¬Ē, ¬ď¬Ņcu√°l es la intenci√≥n del personaje?¬Ē. Algunos incluso imitan el acento paisa, no se sabe exactamente por qu√©.

Este casting es el primero que se realiza en Bucaramanga para una película santandereana. El rodaje comenzará en los próximos meses y su estreno se hará en diciembre.

El productor y director ha dicho que usará escenarios santandereanos en un 90% y que contratará talento regional.  
Los actores no sab√≠an eso. Ellos acud√≠an sin conocer qu√© tendr√≠an que hacer, con la esperanza de que la t√≠pica frase ¬ďnosotros te llamamos¬Ē, se haga realidad.

Nervios de acero

Una de las primeras en llegar fue Clara Alejandra Torrado Ib√°√Īez, una actriz de teatro de 24 a√Īos.

Vestía sin pretensiones: jeans, una blusa blanca y tenis. La encargada de organizar el casting le entregó una hoja en la cual debía escribir su edad y su experiencia, entre otros detalles.

Las tres aspirantes que ya estaban trataron de echar un vistazo a la pregunta sobre la experiencia. Dependiendo de la respuesta, apretaban o no los dientes.    
¬ďLa gente piensa que las personas con experiencia tendr√°n mayor oportunidad y eso aumenta el nerviosismo¬Ē, coment√≥ Alejandra.

Cada nueva aspirante que llenaba el cuestionario era sometida por las demás a una inspección de pies a cabeza.  

También la organizadora lo hacía, para determinar en qué personaje encajaría mejor.

¬ďEsa es la vida del actor actual: si eres fofo te dan el papel del amigo, si eres alto y guapo de pronto el del protagonista, eso si sabes medianamente actuar, si no, de extra¬Ē, coment√≥ un aspirante con experiencia en el tema de los castings.

Alejandra tambi√©n ha participado en castings y asegura que todos tienen el mismo corte. ¬ďHay que estudiar un pedazo del libreto y tratar de ser tu y a la vez, otra persona¬Ē, algo as√≠ como tener doble personalidad.

Le entregaron un par de hojas con el libreto que debía estudiar. La organizadora lo decía muy claro: no tenía que aprenderlo, sólo representarlo.
Lo anterior conduce al tercer mito sobre un casting: no hay que aprenderse el parlamento de memoria.

Alejandra se ve√≠a calmada. ¬ďHay que tener mucho aplomo, estar tranquilo. Hab√≠a presentado otros castings antes y siempre hay presi√≥n porque la gente que est√° afuera te est√° mirando¬Ē.

Eso se une al miedo de algunos a ¬Ďhacer el oso¬í frente al director. Claro que los hay quienes est√°n confiados. Quiz√° demasiado.

A un casting acude desde el director de teatro, aunque resulta extra√Īo que est√© ah√≠, hasta, efectivamente, la Kristen Stewart y el Robert Pattinson santandereanos, quienes llegaron en grupo una media hora despu√©s de Alejandra.

Kristen y Robert venían vestidos de manera simple pero mostrando  sus bíceps marcados y su cabello brillante.

Ambos llenaron el cuestionario y recibieron su gui√≥n. Mientras Robert se sent√≥ a hacer preguntas de todo tipo: ¬ď¬Ņqu√© personaje te toc√≥?¬Ē, ¬ď¬Ņc√≥mo lo vas a hacer?¬Ē, ¬ď¬Ņser√° importante?¬Ē, Kristen prefiri√≥ preparar su personaje en otro lugar, mientras llegaba su momento de presentarse. Desde lejos se pod√≠a ver c√≥mo mov√≠a las manos hacia el viento y se castigaba a s√≠ misma cuando olvidaba una frase.

Su comportamiento causaba a√ļn mayor aprensi√≥n en Gloria, quien trabaja como vendedora de comidas r√°pidas. ¬†

¬ďSiempre quise ser actriz, no hab√≠a tenido la oportunidad de hacer un casting antes porque all√° donde yo viv√≠a no ven√≠an a grabar nada, pero vi el anuncio y me anim√© a venir¬Ē.

Los unos se miraban a los otros. Con cada nuevo llamado, la cara del que entraba se arrugar√≠a a√ļn m√°s, mientras la del que sal√≠a era objeto de elucubraciones.
¬ďParece que le fue bien, sali√≥ tranquilo¬Ē, coment√≥ Gloria.
Kristen regres√≥. Alejandra fue convencida por una aspirante para que pasara despu√©s y juntas se acompa√Īaran en ese trance.

Alguien le pregunt√≥ a Kristen por qu√© quer√≠a ser actriz. ¬ďPrimero que nada quiero ser actriz porque soy muy buena actuando, me lo dice mi familia y adem√°s me gusta hacer obras de teatro¬Ē. Despu√©s de contestar, levant√≥ el rostro para mirar a su mam√°, que tambi√©n ven√≠a a presentar el casting.

La hora de la verdad

El salón era amplio. Había un espejo; alguien de la producción, el director y la temible cámara filmadora.

También había un atril, donde un ayudante del director leería la otra parte del libreto para permitirle al aspirante interpretar el diálogo.

A Kristen se le pidi√≥ que se sentara frente al espejo para tomarle una foto con el n√ļmero que le correspondi√≥ en la fila.

Kristen lo hizo todo muy natural y rápidamente. Soltó su hoja y recibió las instrucciones del director.

¬ďCuando te diga ya, miras a la c√°mara, dices tu nombre, tu n√ļmero en la fila y el papel que te correspondi√≥. Yo te indico cu√°ndo empezar¬Ē
Kristen lo hizo y para romper el hielo agregó que la película le parecía un proyecto excelente.

El director no hizo ning√ļn gesto con el rostro y le dio la orden de que empezara a actuar.

Por alguna razón, Kristen se agitó frente a la cámara y recitó su parlamento llena de histeria. El director parecía contrariado pero la dejó terminar. Después, le pidió que lo repitiera pero con otra actitud.

Kristen trat√≥ de hacerlo. ¬ďAy no, espera, espera, se me olvid√≥¬Ē. El director le pidi√≥ que lo leyera pero ella insisti√≥ en que sab√≠a su papel.
Otra vez.

Finalmente ley√≥ el parlamento y el director le dijo su t√≠pica frase: ¬ďnosotros te llamamos¬Ē.

Antes de salir, Kristen le advirtió al director que su mamá también se presentaría. Luego dio paso a Robert. Le fueron dadas las mismas instrucciones. Robert cerró los ojos a la vez que escuchaba al director. Durante un segundo hubo silencio. Se movió alrededor de la sala e hizo el amague de lanzar un tejo. Luego empezó a hablar pero a mitad de la primera frase olvidó el parlamento.

¬ďSi quiere lea¬Ē, le sugiri√≥ el director. Robert lo hizo y sali√≥ un poco compungido. Por la puerta se apareci√≥ el rostro de Alejandra. Su prueba dur√≥ un par de minutos, como todas las dem√°s. ¬†

¬ďMe traicionaron los nervios, me costaba mucho mirar a la c√°mara. He hecho teatro pero no actuaci√≥n para televisi√≥n. Es un poco impersonal¬Ē, dir√≠a despu√©s de presentar su prueba.

Luego de ella vino de todo: la ex estrella de reality con mucha prisa porque ten√≠a un cumplea√Īos, el que se atrevi√≥ a corregir el gui√≥n del director ¬Ė¬ď¬Ņesto es un error, ¬Ņcierto?¬Ē-, el que necesitaba tiempo para concentrarse y el que parec√≠a sacado de una pel√≠cula de Tim Burton debido a su extra√Īa y oscura interpretaci√≥n.

Alejandra se despidió de Gloria y de la mamá de una de las aspirantes que en ese momento estaba adentro.

Antes de salir, Kristen entró de nuevo a la fila, indicándole a su papá cómo debía comportarse cuando tuviera que entrar a presentar el casting.
Realidad: no hay que invitar a la familia.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad