¿Qué hacemos con… La opinión? | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Dom Dic 17 2017
24ºC
Actualizado 10:53 am

¿Qué hacemos con… La opinión? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-03-22 05:00:00

¿Qué hacemos con… La opinión?

Como un golpe de opinión el Liberalismo calificó, justificó, ensalzó y aplaudió el golpe de Rojas contra Laureano; USA reconoció y bendijo el ascenso de Castro al poder; los criollos natos aplaudieron lo de José María Carbonel cuando ‘’incendió” la chusma Bogotana el 20 de Julio de 1810;
¿Qué hacemos con… La opinión?

Stalin aplastó a Trotski; Mussolini llegó al poder en Italia; Hitler, con la complacencia suma de los alemanes todos, impuso su terrible dictadura y produjo la Segunda Guerra Mundial; Franco aprovechó el levantamiento de José Sanjurjo, Marqués del Rif y se apropió de España, cierto que varios dictadores lo apoyaron, con “paciencia y salivita” se separó de ellos; Fray Jerónimo Velasco con su lengua incendiaria inició la caída de Rojas, Laureano y Lleras Camargo se apropiaron del éxito e impusieron el Frente Nacional; Laureano impuso a Lleras como Presidente; El Sanedrín Judío de Jerusalén prefirió a Barrabás y se dio el gusto de crucificar a Jesús; se modificó la Constitución Nacional y se reeligió al Dr. Uribe. En fin, con un “golpe de opinión” se puede todo. El Dr. Uribe no quiere abandonar el poder, y según afirman quienes saben, el despelote que estamos viviendo nació en el Palacio de Nari como protesta por el fracaso del Referendo que lo ‘’sacó del ring”. Hábil como el que más, Uribe sabe para qué es el poder, cómo usarlo y cómo desatar una hecatombe que solo a él habrá de favorecer. Se quiere a los colombianos y se sufre conociendo quiénes fueron derrotados o elegidos. En cuanto a los candidatos presidenciales, cualquiera de ellos ha de ejercer el poder, de cinco aclamado no hay ninguno. Nohemí es caso aparte. Tengamos paciencia, resignémonos, dejemos transcurrir el tiempo, quizá la derrota de tantos mini-líderes haga surgir de la nada la grandeza.. El vencedor encontrará un país en grave crisis económica, desempleo y hambre galopantes. Afrontar la situación y encauzar la nación hacia un futuro exitoso es su deber y el deseo de los colombianos.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad