Mar 30 de Jun de 2015
23ºC
Actualizado 08:34 pm

¿Qué hacer con las cordales? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

0000-00-00 00:00:00

¿Qué hacer con las cordales?

El nacimiento de las cordales puede convertirse en una verdadera tortura para quien lo padece. Son llamadas “las muelas del juicio” y el dolor que produce su erupción puede llegar incluso a disminuir la calidad de vida de las personas.
¿Qué hacer con las cordales?

No en vano para extraerlas hay que hacer una cirugía menor y guardar algunos cuidados post operatorios.     En algunos afortunados casos, las cordales no erupcionan o lo hacen de manera que no afecta los dientes que están a su alrededor.

Lastimosamente no siempre es así.

“La extracción de las cordales es necesaria cuando se determina que estos no van a erupcionar adecuadamente”, señala Mauro Vivas, médico máxilofacial.

El especialista explica que cuando las cordales erupcionan de manera inadecuada o se quedan retenidas dentro de la encía o el hueso, “se pueden acumular de restos alimenticios, lo que ocasiona la proliferación de bacterias que pueden eventualmente originar una infección, resultando en inflamación, imposibilidad de abrir la boca, dolor, fiebre y malestar general”: es a partir de allí donde se genera el dolor de las cordales.

El médico señala que en casos más severos se puede formar un absceso (infección localizada) requiriendo de un drenaje quirúrgico de emergencia.

Vivas afirma que a la larga, “el paciente igualmente requerirá de la extracción de los molares para evitar una nueva infección”.


preguntas y rpuestas

Daniel Veloza

Odontólogo

¿Que son las cordales?

“Son los terceros molares o muelas del juicio que si no erupcionan para que cumplan su función en la boca, es necesario retirarlas mediante un procedimiento de cirugía menor”.

¿Por que no erupcionan las cordales?

“Con frecuencia por procesos evolutivos, por el cambio de dieta a través de los años, los maxilares se van desarrollando menos, pero en cambio el tamaño de las cordales sigue siendo el mismo y no van a caber dentro de las arcadas de los maxilares. También se puede dar el caso de diversas patologías que impiden que estas cordales erupcionen y se quedan alojadas dentro del hueso produciendo molestias como infecciones severas, que incluso pueden conducir a varios días de hospitalización con serios riesgos para la salud”.

¿Que cuidados se deben tener para la cirugía de cordales?

“Las recomendaciones son muy sencillas: tomarse rigurosamente los medicamentos que se le formulen como antibióticos, analgésicos y antiinflamatorios para evitar cualquier complicación postoperatoria, poner hielo, practicar la higiene oral, mantener una dieta blanda y no fumar”.

También se debe poner hielo local las primeras veinticuatro horas, envueltos en una toalla.

Síntomas de que aparecerán las cordales

1 Mal aliento

2 Algunas veces dificultad para abrir la boca.

3 Dolor o sensibilidad en las encías o en la mandíbula.

4 Dolor de cabeza.

5 Enrojecimiento e inflamación de las encías alrededor de los dientes.

6 En ocasiones, inflamación de los ganglios linfáticos del cuello.

7 Sabor desagradable al morder o cerca del área.

LA VOZ DEL EXPERTO

Nayhara A. Figueredo R.

Cirujana Maxilofacial

Universidad Militar Nueva Granada

“Las cordales se deben extraer en un periodo de edad entre los 16 a los 30 años, ya que luego de esta edad los molares tienden a perder su límite con el hueso, lo que las hace mas complicadas y por ende con un posoperatorio más complejo que cuando se realizan a corta edad.

Si inician su erupción entre los 14 a 21 años es posible que no hayan terminado la formación de raíces y eso permite una cirugía más rápida.

Las cordales, frecuentemente, se retienen pues no hay espacio, y tenemos cada vez menos debido a que consumimos una dieta cada vez menos abrasiva, lo que hace que los dientes y los molares se desgasten menos.

Hay otros pacientes que presentan maxilares estrechos o pequeños, y dientes de un tamaño normal, donde no alcanzan a hacer erupción; otro caso es cuando se ha tenido tratamiento de ortodoncia en donde los molares retenidos sin erupcionar presionan la raíz de los molares vecinos y les produce resorción radicular, lo que puede conllevar a la pérdida de molares funcionales.

Cuando se encuentran acostados sobre las raíces de los molares vecinos además de la presión que ocasionan, también pueden albergar placa bacteriana que degenera en caries tanto en el incluido como en el molar adyacente; produciendo un dolor agudo oculto no fácil de relacionar en algunos casos.

Hay algunos pacientes que piensan ‘a mi no me salieron las cordales’: lo mas posible es que estén incluidas en una posición bastante anómala, y que al quedar dentro del hueso el tejido que le ayudó a formarlas puede terminar reteniendo líquido y ocasionando un quiste, el cual a pesar de ser una entidad benigna, puede ser tan agresiva que termine invadiendo la mandíbula requiriendo esto de una cirugía muy compleja. También puede ocasionar un tumor benigno pero localmente muy agresivo que requiere una cirugía”.


paso a paso...

1 Primero hay que identificar de dónde proviene su miedo a ir al odontólogo.

2 Solicite al especialista que le explique los procedimientos que realizará.

3 Si se siente más tranquilo, el odontólogo puede realizar una señal para que tenga tiempo de tranquilizarse.

4 Sería preferible que escogiera acudir al odontólogo cuando no esté estresado o deprimido.

5 Otra técnica podría ser enfocarse en un solo objetivo en la sala de odontología y dejar volar su mente.

6 Si la visita al odontólogo sale bien, entonces concédase una recompensa.


LISTA

¿Por qué se deben extraer las cordales?

Jorge Iván Mora

Cirujano maxilofacial

1 Cuando se presente sintomatología inflamatoria o dolorosa.

2 Por presencia de infección derivada de las mismas cordales o de la encia, dientes o hueso adyacentes a las mismas.

3 Al inicio o finalización de un tratamiento de ortodoncia, lo cual nos ayudará a mejorar la estabilidad de dicho tratamiento.

4 Cuando por su posición (angulación o cercanía) estén causando o puedan causar algún tipo de daño al segundo molar (diente adyacente).

5 Por prevención de patologías quísticas o tumorales derivadas de estos dientes que no han erupcionado.

6 Deben extraerse las cordales antes de cualquier procedimiento de cirugía ortognática (correctiva de los maxilares), donde su presencia pueda poner en riesgo el procedimiento (fracturas) o la estabilidad del mismo.

7 Cuando las cordales estén erupcionadas pero que no estén cumpliendo alguna función dentro de los arcos dentarios (sin dientes antagonistas o con malas posiciones parafuncionales).

8 Por dolor facial atípico en zona de terceros molares.

9 Antes de cualquier tratamiento con radioterapia o cirugía cardiaca.

 

lista

Molestias de las cordales

•  En algunos casos las cordales empujan los dientes y los desalinean, lo cual es molesto estéticamente.

• Destruyen los segundos molares, causan caries, desmineralización o desgaste.

• Provocan procesos inflamatorios e infecciosos conocidos como abscesos.

• Las molares causan dolor severo no sólo en la boca, también de cabeza.

• Podría ser que algún quiste o tumor destruya el hueso que rodea la muela.

• Se enferman las encías.

• Aparece la placa y bacterias.

 

Publicada por
BELKYS P. ESTEBAN / besteban@vanguardia.com
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad