Palabras Inútiles | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-03-23 05:00:00

Palabras Inútiles

Notable el fuerte contraste entre la postura precipitada y dañina del señor Presidente y su ministro del Interior e (in)Justicia respecto del desorden y demora en la transmisión de los datos electorales, y la de todos los candidatos y precandidatos sin excepción. Ni Uribito tragó esos cuentos trasnochados de la supuesta hecatombe y de que no había garantías para las presidenciales.
Palabras Inútiles

Estaba detrás la sombra macabra de un Mesías salvador. Queda cada vez más claro –sin por ello disculpar las anomalías históricas, propias de la Registraduría- , y según muchos analistas expertos en el tema, que hubo un ataque masivo, premeditado, planeado, para dañar, causar sabotaje, caos, shock, tal vez una hecatombe, una crisis electoral de gran escala, que por suerte fue neutralizado desde muchos flancos políticos y técnicos.

Bien por la ingeniería colombiana y la responsabilidad de los candidatos. La teoría del shock no pudo ser aplicada en esta ocasión, ni lo será en las presidenciales. No se generó el trauma colectivo que permitiera suspender la democracia e invalidar los deseos de los votantes. No hubo hecatombe; pero sí vimos quienes estaban (o están) interesados en que ocurra. El Registrador ha dicho que es abstemio, pero por mucho que hubiera bebido, a lo sumo estaría cometiendo un pecado venial.

Otra cosa fue la catarata de delitos electorales cometidos ante el silencio o la vista gorda del propio Gobierno y de la Procuraduría. Tal vez un ingrediente más, pensado para obtener éxito en la anunciada hecatombe. Nos dicen que otra vez el 35% del Congreso responde a los intereses narcoparamilitares, y que desde las penitenciarías se movieron los hilos para que ello fuera posible. No hay buenos augurios legislativos para que una reforma política decente pueda prosperar en esas condiciones. Tampoco le alcanzó a Uribito el casi medio billón de pesos (sacado de las arcas estatales) de Agro Ingreso Seguro, repartido como gracia y merced a peces gordos del agro, para ganar la candidatura del Partido Conservador a la Presidencia. ¿Cuánto pensaba gastar en la campaña? Con Noemí Sanín gana puntos la decencia política y se pone muy interesante la primera vuelta, pues Santos, a menos que acepte el apoyo de ese oscuro 35% no las tiene todas consigo.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad