HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Dic 11 2017
20ºC
Actualizado 10:22 pm

HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-03-24 05:00:00

HAGASE OIR

HAGASE OIR

Pero la sociedad requiere de otra gran ayuda, la de constituir empresas con carácter empresarial que fomenten el empleo digno y equitativo.

En qué consiste este sistema, en “no dar el pescado, sino enseñar a pescar”, pero con dignidad y buena remuneración. Difícil, pero ya lo están aplicando manejadas como empresas y generando utilidades a sus accionistas. Así logran fomentar un hombre digno con calidad de vida integral y a la vez útil a la sociedad.

Esto traduce posibilidades de bienestar trayendo toda una cadena de favorabilidades en sus entornos: mejor educación, salud, alimentación, vivienda, recreación y un seguro digno en su vejez.

Es necesario promover esta generación de empleo sin explotación, con ambientalidad y dignidad humana, promoviendo la equidad y la convivencia humana sin exclusión.

Nada más dignificante que un hombre aportando a las necesidades básicas de su hogar.

Luis Fernando Rojas S.

“La hecatombe política electoral”

Ante la cantidad de hecatombes que sufrimos cada día le añadimos la del presente proceso electoral rociado con whisky y aguardiente, en este sistemático y constante degeneramiento que padece la política colombiana con una democracia enferma en estado de coma a punta de triquiñuelas artimañas y trampas imposibles de ocultar bajo la luz del sol.

La política no se hace sola, la hacen los sagaces y ambiciosos políticos y politiqueros de pacotilla que sedientos de poder no escatiman toda clase de maniobras y componendas buenas malas o sucias.

Lo más grave es cuando un pueblo pierde la fe, la credibilidad y la esperanza debido a los promeseros de turno que cada cuatro años con el título de honorables son un fiasco al terminar su periodo sin pena ni gloria.

Está tan descompuesta la política que hasta los que están presos en las cárceles por corrupción desde allí hacen política señalando qué partidos políticos y qué candidatos son los modelos de ética y moral por los cuales debe votar el pueblo ignorante que vende su conciencia por unos pesos para comprar un mendrugo de pan. Esta es la democracia modelo de la cual algunos profetas y sabios de la política se enorgullecen de predicar para la grandeza de nuestro país.

Luis Alberto Parra Tibaná

Auxilio, Socorro!

Primero fue el domingo de feria en el mes de Septiembre; ahora, nos repiten la dosis durante un fin de semana, merecido  descanso de los bumangueses tras días enteros de caos urbano.

El evento, aquelarre fetichista organizado para medir capacidad de aceleración de motores de competencia, ha mantenido físicamente contra la pared a toda una comunidad durante ocho interminables horas del domingo 21 de marzo.

La Alcaldía, acostumbra bloquear arbitrariamente el tránsito de vehículos por el Viaducto La Flora, desatando la anarquía en una zona densamente poblada, todo esto., amenizado por enormes altavoces a través de los cuales un “animador” emite ininterrumpidamente durante toda la jornada mensajes nada constructivos para un colectivo de jóvenes tan necesitados de pedagogías civilizadas.  Añádase el avasallante hip-hop y todo el repertorio electrónico a insoportable volumen para preadolescentes.

Exigimos que para próximas oportunidades este circo infernal sea mudado a extramuros, donde no esté en juego la salud mental de los aporreados ciudadanos.

Álvaro Serrano

Pescas milagrosas

Resulta inaceptable que los alféreces de tránsito se dediquen día tras día a realizar retenes en las vías públicas, impidiendo la libre movilización de los ciudadanos, y que pasen sus horas de servicio agazapados a la vuelta de cualquier esquina en grupos numerosos mientras la ciudad queda a merced de los verdaderos infractores que se pasan semáforos en rojo, transitan por los andenes, se van en contravía, omiten los pares, contaminan con sus exhostos de negro humo o parquean donde les viene en gana. Qué decir de las horas que deben  esperar por un alférez quienes tienen el infortunio de sufrir un accidente de tránsito y necesitan levantar un croquis. Cuando llega el dichoso agente viene cargado de prisa y malhumor a procurar un arreglo “por las buenas” que le evite trabajar y colaborar con los ciudadanos que colaboramos con impuestos para pagarle su sueldo (y a veces también su sobresueldo). Recordamos como hasta hace pocos años Bucaramanga era una ciudad de rutas amables en la que los ciudadanos nos movíamos con seguridad y confianza y la Dirección de Tránsito se destacaba por la honestidad y el rigor de sus funcionarios.

Cuando llegó Tomás Vargas a la Dirección de Tránsito, muchos confiamos en el  cambio. Yo mismo le recomendé acabar con la podrida costumbre de los retenes que es, en mi modesto entender, el mayor foco de corrupción de esos funcionarios. Además, si la entidad está escasa de dinero, porque no dedicar a los alféreces a levantar comparendos por las notorias infracciones que se presencian de manera continua en las vías.

Rafael González Reyes

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad