Publicidad
Mié Ago 23 2017
22ºC
Actualizado 07:13 pm

Todavía no hay nada definido | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-03-25 05:00:00

Todavía no hay nada definido

No obstante la falta de transparencia electoral, hasta el Presidente habla de politiquería y corrupción, aquellas que él prometió erradicar hace 8 años en su campaña del 2002. Sin entrar en el detalle de número de sufragantes, ni de congresistas elegidos, hoy es claro que, en su orden, “clasificaron”: la U, conservadores, liberales, PIN, Cambio, Polo, verdes, siendo la diferencia del primero al último, aproximadamente de 4 a 1. En la consulta conservadora salió elegida Noemí, quien en el fragor de la campaña electoral ya debe estar echando ojo a quien “hacerle el guiño” para una nueva embajada.
Todavía no hay nada definido

Si miramos atrás, no con el espejo retrovisor sino con la sabiduría de la historia, recordamos que en las elecciones de Congreso de 1998 ganó el Partido Liberal y en la 1ª. vuelta de las presidenciales ganó su candidato, Horacio Serpa; para la segunda vuelta la opinión se creyó la obra de teatro bien montada entre la campaña electoral de Andrés Pastrana y las Farc y vino la hecatombe que nunca terminaremos de analizar, para terminar de deplorar.

En el 2002 las elecciones de Congreso las ganó el Partido Liberal y en las encuestas de candidatos presidenciales punteaba Horacio Serpa, seguido de Noemí Sanín, mientras Álvaro Uribe, fuera de Antioquia, era casi un desconocido; hasta el mes de febrero. Sucedió el atentado en Barranquilla contra Uribe, en el carro y acompañado de Dief Maloof; un magistral manejo mediático de la tragedia y del resto de campaña dieron el triunfo a Uribe en la 1ª. vuelta; manejo mediático que se prolonga en sus dos cuatrienios y lleva a que Álvaro Uribe termine la Presidencia con un altísimo rating; habrá que esperar qué registra la historia en el futuro.

Volviendo al presente, todavía no hay nada definido. Tradicionalmente la participación electoral es mayor en las elecciones presidenciales que en las de Congreso, fácilmente 10 puntos porcentuales, porque, acorde al mensaje, pero sobre todo a la forma de transmitirlo, el slogan que se use, el voto de opinión se expresa más y los votos amarrados por la corrupción y la politiquería ya no tienen el mismo estímulo de compra-venta, entre otros factores, porque los recursos disponibles ya no son los mismos; también muchos congresistas habiendo sido elegidos se reubican o marginan y ni qué decir de los no elegidos.

Acorde a mi análisis, inevitablemente sesgado por ver en Rafael Pardo, por su pundonor y ejecutorias el mejor perfil presidencial entre todos los candidatos, si este es capaz de recuperar la berraquera que lo llevó a ser después de varias décadas el primer ministro de defensa civil, cumpliendo una buena función y si Pardo con sus asesores de campaña consigue un buen mensaje y una excelente transmisión del mismo, creo que pasaría a una 2ª. vuelta, enfrentado a Juan Manuel Santos; será interesante entonces ver el regreso a sus antiguas toldas de más de un integrante de la U. Y ahí sí ganará el voto de opinión

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad