Grímpolas | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-03-26 05:00:00

Grímpolas

Fue el 16 de marzo de 1781 cuando en la ciudad del Socorro se ultimaron los preparativos del Movimiento Comunero que aglutin√≥ a cientos de naturales, reforzados por otros m√°s de las poblaciones vecinas, a prop√≥sito de la elevaci√≥n de los impuestos vigentes y de la creaci√≥n del denominado ¬ďArmada de Barlovento¬Ē que tambi√©n alcanz√≥ a tener vigencia en otras ciudades lejanas del Sur de Am√©rica.
Grímpolas

El visitador regente Guti√©rrez de Pi√Īeres fue el enviado de las autoridades espa√Īolas a reglamentar la persecuci√≥n que determin√≥ el alzamiento, as√≠ como la resoluci√≥n de viajar a Santa F√©, la capital, bajo la direcci√≥n de Jos√© Antonio Gal√°n y Juan Francisco Berbeo. Simult√°neamente una ¬ďcomisi√≥n de paz¬Ē, encabezada por el arzobispo Caballero y G√≥ngora vino hasta la intermedia Zipaquir√° y despu√©s de largas conversaciones, duras unas y cordiales otras, propuso y obtuvo la firma de un desanimable documento llamado ¬ďde las capitulaciones¬Ē que desemboc√≥ en la ejecuci√≥n de Gal√°n y tres de sus compa√Īeros. Destacados historiadores han opinado en sus obras que este fue el principio de la Independencia que consta en formales Actas del 4 y 20 de julio de 1810, signadas ante el pueblo, con prisi√≥n de las autoridades, en Pamplona y Santa F√© respectivamente. La semana anterior el Gobierno Departamental se traslad√≥ al Socorro donde conmemor√≥ en patri√≥tico ambiente, en presencia estimulante de las Provincias Comuneras, la visi√≥n hist√≥rica de nuestra emancipaci√≥n. Fue un acto inicial de los que comprende el Segundo Centenario.

***

A partir de cuando Gonzalo Prada Mantilla resolvi√≥ dedicar la capacidad de su inteligencia y el disciplinado ejercicio de su voluntad al provecho de su ciudad natal y de sus gentes, hubo en Piedecuesta un Director C√≠vico y un animador de eventos culturales extensivos a la capital santandereana. En el concreto campo de las relaciones p√ļblicas colabor√≥ lealmente con Gobernadores y Alcaldes y las comunidades religiosas, centros de salud; de educaci√≥n y de historia dispusieron de su ayuda constante. La Semana Santa fue punto dominante de su consagraci√≥n y ser√° dif√≠cil encontrar qui√©n lo reemplace en la preparaci√≥n y ordenamiento de los actos p√ļblicos que la exaltaron ante propios y extra√Īos. La ¬ďCasa C√≠vica¬Ē fue su final despacho para el atendimiento general y all√≠, entre flores y lamentos acudi√≥ a las √ļltimas horas de su positiva convocaci√≥n p√ļblica.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad