Una odisea bolivianna en el Festival Iberoamericano de Bogot√° | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mié Ene 17 2018
26ºC
Actualizado 12:13 pm

Una odisea bolivianna en el Festival Iberoamericano de Bogot√° | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-03-26 17:24:34

Una odisea bolivianna en el Festival Iberoamericano de Bogot√°

¬ŅQu√© pasar√≠a si Ulises, el personaje √©pico de la Odisea de Homero, se adelantara en el tiempo para vivir la experiencia de un emigrante boliviano que desea volver a su casa? Tal vez no se encontrar√≠a con los c√≠clopes o con las sirenas propias de este cl√°sico de la literatura universal, pero s√≠ con personajes que como nodrizas o monstruos, le facilitar√≠an o le har√≠an m√°s dif√≠cil su regreso a casa.
Una odisea bolivianna en el Festival Iberoamericano de Bogot√°

Esa pregunta se la planteó César Brie, director de teatro argentino fundador de la Comunidad de Teatro de los Andes, que junto a nueve chicos de esta escuela teatral logró hacer una adaptación de la obra de Homero, al estilo boliviano, con situaciones y personajes contemporáneos.

En esta adaptaci√≥n, el viaje de Ulises est√° ligado a la sensaci√≥n de ausencia que experimenta su familia; la lucha y el naufragio tambi√©n hacen parte de los temas que vivir√° este emigrante boliviano, que despu√©s de cumplir el sue√Īo americano, decide regresar a su patria.

Todo un reto, trazado por dificultades econ√≥micas y sentimentales, las mismas que vive una persona que llega de forma ilegal al pa√≠s del T√≠o Sam, buscando mejores oportunidades. El drama se extiende cuando las personas regresan a su patria y se enfrentan a manifestaciones de racismo y discriminaci√≥n por parte de sus coterr√°neos, por los oficios que han tenido que desempe√Īar en el exilio.

El escenario, creado por Gustavo Callejas, el actor que interpreta a Ulises en la obra, es uno de los elementos fundamentales de la pieza teatral. Fue montado en un estructura de bamb√ļ y ca√Īa hueca, que tiene una movilidad capaz de representar el cuarto de Pen√©lope, los alrededores de √ćtaca, hasta los mares que atraves√≥ Ulises, en su regreso a casa.

La escenograf√≠a es como un personaje m√°s para Paola O√Īa, una de las actrices de la obra. Ella interpreta, entre otros personajes, a "Euriclea", sirvienta de Pen√©lope y nodriza de Ulises, quien lo reconoce cuando pisa tierra boliviana, pero que guarda el secreto para que √©l pueda consumar su venganza.

Como O√Īa, los otros ocho actores que la acompa√Īan en el escenario interpretan entre cuatro y nueve personajes. Como camaleones pasan por los cuerpos de dioses, figuras heroicas, hasta simples emigrantes que se encuentran con Ulises y comparten el sentimiento de nostalgia por sus tierras y familias abandonadas.

Para O√Īa, los personajes de la Odisea tienen elementos que no se han perdido con el tiempo. "Los seres humanos alguna vez sentimos rabia, temor, hemos vivido situaciones dif√≠ciles como en la obra de Homero. Este es un Ulises guerrero, cansado de viajar, que quiere volver a casa, para volver a ver a su familia en su patria. Al final √©l vuelve pero siempre con el deseo de volverse a ir".

El viaje, así como incita a las personas a querer regresar a su hogar, cuando lo hacen, se incrementa su deseo por emprender el vuelo de nuevo. Esta es otra de las situaciones que refleja la adaptación de la Odisea, la puesta en escena de un poema épico que sigue vigente, más cuando se mira con los ojos de los latinoamericanos, acostumbrados a emigrar para buscar mejores oportunidades.

Llevar a las tablas una obra compleja en su estructura, pero cargada de emoción y aventura, no solo fue un reto para el director sino para los nueve actores que le dan vida a la adaptación. Una lectura juiciosa de los 24 cantos de Homero, sumado a un proceso de análisis de cómo sería un Ulises, una Penélope o un Telémaco actuales fueron parte de la preparación que asumieron los jóvenes que encarnan los personajes épicos.

El proceso comenz√≥ con dos talleres en los que participaron j√≥venes entre los 18 y los 35 a√Īos, que hacen parte del Teatro de los Andes. En ese espacio se escogieron los actores que participar√≠an en la adaptaci√≥n.

"El grupo de los Andes comenzó trabajando con preguntas: cómo serían los personajes hoy en día, o cómo se despiden unos amantes, cómo es la relación entre una pareja de esposos que se separan. A través de preguntas y respuestas se formó una base de lo que sería la obra. Después empezamos a representarlo a través de imágenes y acciones y con ese material teatral se hizo una depuración y se comenzó la composición de la Odisea", explicó Violaventa, otra de las multi actrices de la obra.

Pese a que la obra es una adaptación contemporánea del clásico original de Homero, se conservan algunos diálogos y situaciones. Sin embargo, otros apartes de la obra teatral son fruto de las improvisaciones y de los aportes que hicieron los actores para hacer agradable y cercana la obra a los espectadores.

LA COMPA√Ď√ćA TEATRO DE LOS ANDES

César Brie fundó El Teatro de los Andes en 1991 en Bolivia. Pero no se encuentra establecido en ninguna de las ciudades principales (Sucre o la Paz) sino en Yotala, una zona rural cerca de la capital. En medio de ese campo han construido un teatro granja donde los actores, directores y equipo técnico realizan sus ensayos y la totalidad de los montajes.

En la granja realizan los entrenamientos propios de la actuación: ejercicios físicos, técnica vocal e improvisación. El Teatro de los Andes se ha convertido en un espacio para sacar el teatro de los espacios tradicionales y llevarlo a las plazas, universidades y pueblos donde el teatro es poco conocido.

La compa√Ī√≠a de teatro tambi√©n publica una revista llamada "El tonto del pueblo", un instrumento para que las personas puedan exponer las inquietudes creativas que tienen sobre este arte esc√©nico.

((RECUADRO))BRIE: IMPULSOR DEL TEATRO BOLIVIANOCésar Brie es un argentino que se enamoró del teatro boliviano. Tras hacer una carrera brillante en Europa, junto a Odin Theatre de Dinamarca, decidió volver a Latinoamérica. Pero fue en Bolivia donde sintió que debía quedarse, atraído por la magia de las máscaras andinas que encontró en su paso por este país.

En 1991 lleg√≥ a Cochabamba y La Paz con dos obras como carta de presentaci√≥n. Una de ellas estuvo a punto de desaparecer por falta de p√ļblico. Su nombre volvi√≥ a sonar cuando adquiri√≥ una granja en Yotalca, en la cual estaba dispuesto a crear y difundir su propia est√©tica.

En esa finca fundó la Comunidad Teatro de los Andes, un icono de las artes escénicas para Bolivia. En efecto, de lo poco que se conoce del teatro boliviano fuera de sus fronteras, corresponde a este grupo teatral. Casi un millar de presentaciones ha hecho la comunidad por fuera del país, en Latinoamérica, Estados Unidos y Europa.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad