La Odisea del Teatro de Los Andes | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-03-27 05:00:00

La Odisea del Teatro de Los Andes

Lucas Achirico, actor del teatro de los Andes, de Bolivia, ayuda entre bambalinas. Hay que montar la escenografía, las luces del espectáculo, y aún faltan muchas cosas por hacer. Llevan seis horas de retraso en lo presupuestado para hacer el montaje y el ensayo antes de la primera presentación el jueves 25 de marzo de su versión de la ‘Odisea’, basada en el clásico griego de Homero.
La Odisea del Teatro de Los Andes

Los tres técnicos de parte del Festival entran y salen presurosos. Y todos los integrantes del grupo Teatro de los Andes hacen cada uno lo suyo: cablear la iluminación, montar las cañas de la escenografía traídas de Bolivia, ver los colo res de cada escena, dirigir las luces del espectáculo, planchar el vestuario, alistar la utilería (objetos que hacen parte del espectáculo). Son las seis de la tarde y Achirico cree que les darán las dos de la mañana, pero que tendrán listo su montaje para el estreno en Bogotá de su obra. El tiempo apremia y cada uno hace lo suyo. Estos son los gajes del oficio cada día del actor en el Fitb 2010.

El Teatro de los Andes se fundó con el propósito de formar actores y creadores que intentan unir en sus obras las reflexiones sobre el arte del actor y la necesidad de contar historias, de recordar. El grupo se propone hacer un teatro del humor y de la memoria, y centra sus acciones en construir un puente entre la técnica teatral occidental y las fuentes culturales andinas que se expresan por medio de la música, las fiestas y los rituales. Y para esta ocasión, La Odisea, basada en Homero.

Han llevado a escena espectáculos como ‘Colón’, ‘Solo los giles mueren de amor’, ‘El mar’, ‘La morte de Jesús Mamani’, ‘Desde lejos’, ‘Ubú en Bolivia’, ‘Las abarcas del tiempo’, ‘Graffiti’, ‘En la cueva del lobo’, ‘El cíclope’; ‘En un sol amarillo’, ‘¿Te duele?’, y la ‘Ilíada’, ‘Frágil’ y ‘Otra vez Marcelo’, presentadas en anteriores FITB. Los asiduos asistentes del festival bogotano aún recuerdan el impresionante espectáculo de la ‘Iliada’, cuando el grupo dejaba transfigurar la historia de Bolivia bajo el pretexto de este griego, haciendo memoria de un pueblo, recogiendo su tradición cultural, sus conflictos, y poniéndolos en escena, como dice Achirico.

Alice Guimaraes y Lucas Achirico también trabajan en el área formativa del Teatro de los Andes, dictan talleres de formación actoral y promueve encuentros con artistas de diversas disciplinas. En diecinueve años de actividad teatral, la compañía se ha convertido en un paradigma de las artes escénicas; ha llevado el teatro boliviano al mapa mundial del arte y ha recibido grandes aplausos en los festivales más prestigiosos del mundo.

En el Fitb, Achirico y Guimaraes dictarán el taller de improvisación física y vocal. Por medio de diferentes ejercicios de improvisación, con el cuerpo y con la voz,  desarrollarán nociones de presencia escénica, concentración, ampliación de registros y timbres vocales y consciencia de la utilización del espacio escénico. Son ejercicios de carácter preexpresivo en los cuales el actor tiene oportunidad de experimentar la improvisación de diferentes maneras y descubrir cómo puede aprovecharla para desarrollar su creatividad y expresividad.

Sobre la obra la ‘Odisea’, Achirico comenta que varios hilos provienen de Homero: el viaje, la ausencia, la pasión amorosa, la lucha, el naufragio, la familia, la búsqueda del padre, el sueño, la pérdida de los hijos, la búsqueda de la identidad, la venganza, la guerra civil; lo que significa hoy para el Teatro de los Andes emigrar, volver, esperar,  viajar, buscar, y lo que se relaciona con Bolivia: un país que cambia en modo dramático; un país atravesado por fortísimas tensiones, renacidas esperanzas y cambios radicales.

El trabajo debe continuar, y el grupo continúa sus preparativos. Café, mucho café, dicen, porque la noche es larga y el tiempo apremia.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad