M√©dicos del Ej√©rcito colombiano contin√ļan ayudando en Hait√≠ | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-03-28 05:00:00

M√©dicos del Ej√©rcito colombiano contin√ļan ayudando en Hait√≠

La vida y la esperanza en Puerto Príncipe, Haití, se abren paso entre las ruinas que dejó el terremoto del pasado 12 de enero, incluso con realidades paradójicas: la situación antes del siniestro ya era muy traumática, pues la mitad de la población no tenía la comodidad de disfrutar sino una comida al día.
M√©dicos del Ej√©rcito colombiano contin√ļan ayudando en Hait√≠

Ahora, por la ayuda de países amigos, la mayoría se alimenta tres veces cada día.

De ese grupo de países amigos forma parte Colombia, por lo que una delegación oficial volvió a visitar esta semana la isla, para conocer el avance de uno de los proyectos de reconstrucción en Puerto Príncipe, que terminará en la construcción de un barrio que será bautizado como Colombia, o Bogotá, en agradecimiento a la ayuda recibida.

Haitianos entregan a sus hijos

Pero m√°s all√° de las ayudas para construir viviendas y para suplir la alimentaci√≥n diaria, hay pocas razones para la alegr√≠a. La pobreza en la que a√ļn vive la mayor√≠a de sus habitantes, la misma a la que estaban acostumbrados antes del terremoto, hace que la opci√≥n de regalar los ni√Īos a los extranjeros sea cada vez m√°s frecuente, pues consideran que as√≠ los menores van a tener una mejor oportunidad de vida.

Ese es el mayor drama que azota la isla. A diario, cientos de haitianos se acercan a donde est√°n apostadas guarniciones militares de pa√≠ses como Colombia o Estados Unidos, para entregar a sus hijos. Ese dolor, sin contar el de los miles de ni√Īos que ni siquiera tienen qui√©n los ofrezca, pues quedaron hu√©rfanos tras el sacud√≥n de 7,3 grados en la escala de richter.

El tama√Īo de la tragedia lo puede mostrar la peque√Īa Yamir, quien a sus ocho meses se encuentra en un alto grado de desnutrici√≥n, pues su madre, Marcelia Karina, no tiene c√≥mo brindarle alimento y su esposo a√ļn se encuentra en un hospital, con heridas de gravedad.

Las enfermedades

A estos tristes hechos se le suma el acoso de enfermedades como bronquitis y desnutrici√≥n, que se hacen presentes, justamente, por la mala calidad y escasa comida que consumen los haitianos, as√≠ como por la deficiencia del agua que beben, muchas veces proveniente de ca√Īos de desag√ľe.

LA VOZ DEL EXPERTO

Freddy Padilla de León
Comandante de las Fuerzas militares de Colombia

La orden es que ning√ļn uniformado adopte ni√Īos haitianos, record√≥ el comandante de las Fuerzas Militares, general Freddy Padilla de Le√≥n, uno de los integrantes de la comitiva que visit√≥ Puerto Pr√≠ncipe esta semana.

¬ďPara llevar a un ni√Īo hay unas normas muy claras, del gobierno haitiano y de las organizaciones internacionales; de tal suerte que aunque se le parta el coraz√≥n a cualquiera de estos oficiales, nadie puede adoptar menores haitianos¬Ē.

NI√ĎOS AL POR MAYOR

La teniente Yerald√≠n Avenda√Īo, m√©dico de la Fuerza A√©rea colombiana que ha estado presente en la zona desde hace un mes habl√≥ acerca de c√≥mo los lugare√Īos entregan sus m√°s preciados tesoros, sus hijos: ¬ďHay padres que a diario insisten en regalar sus ni√Īos, porque el resto de sus familiares han muerto y porque no tienen c√≥mo alimentarlos. En ocasiones nos ofrecen los menores por el cari√Īo que les brindamos y piensan que tendr√°n un mejor futuro con nosotros¬Ē.

La oficial, adem√°s, habla de ¬ďlo maravilloso¬Ē que es servir y por eso narra su peque√Īa haza√Īa: ¬ďTuve el placer de recibir a un ni√Īo que despu√©s fue llamado colombianito, la mam√° de este beb√© qued√≥ encantada con el apoyo de nosotros¬Ē. Lo cuenta al mismo tiempo que abraza a otra peque√Īa, que se aferra a su pecho.

Lista

Los problemas

¬ēNarcotr√°fico
¬ēTr√°fico de √≥rganos
¬ēTr√°fico de menores
¬ēAmenaza de los delincuentes
¬ēCorrupci√≥n estatal
¬ēSecuestros

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad