Separación de incentivos y subsidios | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-03-28 05:00:00

Separación de incentivos y subsidios

Creo que uno de los posibles errores y contradicciones que se encuentran en la discusión sobre Agro Ingreso Seguro y que ha dado pie para que el debate político pueda dar al traste con una sana política, radica en la mezcla de incentivos y de beneficiarios. Una cosa es el subsidio y ayuda para mitigar la pobreza del campo y otra cosa es el incentivo para mejorar la inversión y productividad del campo en busca de la seguridad alimentaria de un país y un mejor equilibrio entre las zonas rurales y urbanas.
Separación de incentivos y subsidios

Si se meten en el mismo paquete, obviamente van a competirse entre sí con el riesgo de no hacer ni lo uno ni lo otro, dado que las reglamentaciones y requisitos deben ser diferentes.

La pobreza del campo y de las zonas urbanas es algo que debe ser erradicado y requiere políticas estables que permitan a las familias pobres salir de la trampa en la que se encuentran al tener que gastar sus poquísimos ingresos en sus necesidades básicas y al no tener capacidad de ahorro, con el crecimiento de la familia, sus recursos son cada vez mas limitados y los pobres cada día más pobres. Pretender para ellos un ICR a través de Finagro, no deja de ser una utopía dado que son personas que no tienen acceso al crédito bancario comercial, que es a través del cual se manejan los recursos.

El presupuesto nacional debería diferenciar los recursos orientados a mitigar la extrema pobreza los cuales no tienen exclusividad en el sector rural y sí tienen mucho que ver con la nutrición, la salud, y la educación que son los pilares básicos, y los recursos para aquellos campesinos que sin acceso al crédito puedan tener planes especiales en donde con sistemas fáciles puedan acceder a abonos baratos, semillas de calidad y garantías de compra de sus excedentes que les permita salir de la pobreza extrema.

Otra cosa muy diferente es la decisi√≥n del estado para cuidar la seguridad alimentaria, en donde se requiere aumentar la producci√≥n con productividad¬† y usando nuevas tecnolog√≠as con estrictos controles de bioseguridad los cuales desafortunadamente tienen poca aplicabilidad en sistemas de explotaci√≥n agropecuaria de peque√Īa escala. Los pa√≠ses que han logrado superar estos obst√°culos¬† que ac√° son aumentados por los mezquinos intereses pol√≠ticos, han logrado costos y eficiencias altamente competitivas, tienen la escala, la investigaci√≥n y la producci√≥n cr√≠tica bajo control y han tenido los subsidios que como recomienda la FAO deben orientarse a desarrollos sostenibles con prop√≥sitos ambientalmente constructivos. La participaci√≥n de los peque√Īos y medianos debe buscarse a trav√©s de integraciones, arriendo de instalaciones, fomentando una cultura y conocimiento de los procesos. Si de esto es lo que se trata, debe el estado fomentar la reorientaci√≥n de la gran inversi√≥n hacia el campo, m√°xime cuando debe ser parte de los logros de la seguridad democr√°tica que hoy permite que podamos pensar en el campo con la misma tranquilidad de la ciudad.

No convirtamos todo entre ricos y pobres, que son sólo frases de cajón que no aportan a la solución. No se trata de regalarles a los ricos quitándoles a los pobres, se trata de reorientar las inversiones hacia el campo en busca de la seguridad alimentaria y el equilibrio entre lo rural y lo urbano.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad