Josué Daniel Calvo, su historia | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mié Ene 17 2018
26ºC
Actualizado 12:13 pm

Josué Daniel Calvo, su historia | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-03-28 18:27:30

Josué Daniel Calvo, su historia

Cerca de 68 d√≠as privado de la libertad llevaba el soldado Josu√© Daniel Calvo, cuando el pa√≠s y hasta su familia se enter√≥ que las Farc lo hab√≠an secuestrado. El 20 de abril del a√Īo pasado su padre Don Luis Alberto y su hermana Nubia recibieron la triste noticia que Josu√© Daniel hab√≠a desaparecido en la vereda El Encanto, en Vista Hermosa, Meta, tras el ataque de la guerrilla a un grupo de soldados del Batall√≥n de Contraguerrilla 119.
Josué Daniel Calvo, su historia

Desde ese momento y hasta el 28 de junio, su peque√Īa familia no paraba de pensar d√≥nde pod√≠a estar el joven soldado de apenas 22 a√Īos de edad. Su padre y su hermana no escatimaron esfuerzos para averiguar por su paradero.

Sin embargo, parad√≥jicamente la respuesta la obtuvieron cuando sus "verdugos" ¬Ėcomo llaman a las Farc desde ese momento publicaron un comunicado en el que revelaban que Josu√© Daniel Calvo se encontraba en su poder y que ser√≠a liberado junto a Pablo Emilio Moncayo.

Seg√ļn la guerrilla, el soldado, oriundo de El Tambo, Cauca, fue Herido en combate y tuvo que ser atendido por sus unidades m√©dicas. As√≠, Colombia se enter√≥ de este extra√Īo y corto secuestro.

EL PASADO
Calvo ingres√≥ al ej√©rcito hace cuatro a√Īos, seg√ļn su padre, con el "√ļnico" inter√©s de buscar la libreta militar, pero la falta de oportunidades laborales en su regi√≥n "lo oblig√≥" a quedarse.

Siempre se destac√≥ por su gusto por la m√ļsica bailable y por su "entrega incondicional" a la familia. Desde peque√Īo se vio en la necesidad de trabajar, por lo que s√≥lo curs√≥ hasta quinto de primaria. Su primer trabajo fue como minero.

Desde ni√Īo, Josu√© Daniel entendi√≥ la responsabilidad que ten√≠a con su padre y con su hermana, por eso dej√≥ incluso a un lado las actividades propias de su edad, para ayudar con las labores de la casa.

Ahora, cuando su libertad est√° a punto de concretarse, Don Luis Alberto pone a su muchacho en manos de Dios, "para que sea la mano divina" la que se lo devuelva al seno de su hogar.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad