Cualquiera puede tener un desliz | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Sáb Dic 16 2017
23ºC
Actualizado 05:49 pm

Cualquiera puede tener un desliz | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-03-29 05:00:00

Cualquiera puede tener un desliz

“¿Usted nunca ha tenido esa experiencia en su vida íntima?” “No seas tan anticuada, eso ya no se ve en las parejas”. “¿Cómo puedes decir que no te gustan los hombres maduros, si nunca has salido con uno mayor?”. “Mira como te mira el de la mesa del lado, ¿qué problema habría en que le aceptaras esa invitación? Además se ve divino y tu novio no está en la ciudad”·
Cualquiera puede tener un desliz

Esas son algunas de las conversaciones que lo llevarán directamente hacia un desliz. Es posible que usted nunca se hubiera imaginado siéndole infiel a su novio, que nunca hubiese aceptado la invitación de un extraño, que jamás hubiera terminado en la cama con un hombre que tiene la edad de su papá. Pero muchas veces ese tipo de comentarios sociales lo llevan directo a ese gran abismo.

Aunque usted tenga toda la fuerza de voluntad, muchas veces la presión social se puede convertir en su enemigo y llevarlo a cometer en un desliz.

Pero aunque no lo crea los jóvenes ya no creen en los deslices, para ellos es sólo una aventura.


preguntas y respuestas

Luz Yamile Flórez Orduz

Psicóloga especialista en Familia

¿Qué pasa cuando llega un desliz a una persona que tiene una vida afectiva estable?

Algunas personas lo toman como una experiencia, pero esa experiencia puede ser positiva o negativa. Un ejemplo claro puede ser el de una mujer que se va de vacaciones y termina conociendo a un hombre 25 ó 30 años mayor que ella. Ella siempre juró que nunca saldría con un hombre mayor, incluso criticaba a quienes lo hacían, pero las cosas se dieron, salieron, incluso él le compró algunos regalos y ella volvió.

Ese es un desliz, más, si ella tenía una pareja acá.  Una forma de evaluar esa situación es aprender de ella. ¿Le gustó? ¿Le cambió el pensamiento frente a personas más maduras? ¿Antes pensaba que eran morbosos o verdes y ya no?

Es posible que se haya dado cuenta con ese desliz que tenía otro tipo de gustos. Otra opción es que la persona diga no va con mis valores, con mi ética, sentí que estaba saliendo con mi papá y retome su relación.

Es por eso que la autocrítica y la reflexión es un buen paso para aprender. También es importante que se dé cuenta hasta dónde llegó su desliz.

¿Qué casos de desliz son frecuentes en consulta?

Aunque no se crea, hay varios casos de deslices que se dan con el mismo sexo. Una mujer pudo tener un desliz en su adolescencia y terminó dándole un beso a otra. Al principio lo vio como un juego, pero después de 20 años de matrimonio y de llevar una vida heterosexual se da cuenta que reprimió sentimientos. Esos juegos resultan ser bastante peligrosos.

Pero los más comunes se dan en pareja, cuando falta algo en la relación íntima y quieren experimentar en otros lados, buscar personas menos conservadoras en la cama, o porque sencillamente quieren salir de la rutina. Por eso es tan importante la orientación a tiempo.

¿Cualquiera puede cometer un desliz? Todos los seres humanos erramos, no podemos decir que somos perfectos o que tengamos una vida afectiva perfecta. A veces las personas se dejan deslumbrar o confundir porque una nueva persona tiene lo que su pareja no. Es posible que esa persona caiga y diga, fue una experiencia y ya aprendí.

 

LA VOZ DEL EXPERTO

Jairo León

Magíster en psicología social –

Programas sobre sexualidad Fundejoven

¿Los jóvenes se sienten culpables por sus deslices?

Los jóvenes ahora son tan postmodernos, que queramos, nos duela o no, ya rompieron esos paradigmas.

La palabra “desliz” no existe en su léxico. Ellos lo ven como un relativismo moral; es decir, el joven lo ve como un aprendizaje de la cultura. Sólo existiría el desliz si su pareja lo confronta. Pero en el discurso del hombre el desliz es de alguna manera un trofeo para mostrar.

Si es mujer, el desliz es mostrado como una aventura pues la mujer está incursionando no sólo desde el ámbito laboral sino desde todos los terrenos, incluso el de decidir sobre su sexualidad, como abordar a su pareja, a cortejar.

El joven es un nuevo colonizador y él lo ve en los medios de comunicación cuando le presentan en las películas, en la literatura, más la infidelidad que la fidelidad. Por eso ellos no tienen una calificación moral de “no permitido”. Ahora hay valores totalmente diferentes, desde la libertad. Ya no hay el miedo a fallar, a ser descubierto”.

Cómo no caer en esos deslices

1. Si se considera una persona influyente póngale freno a frases de sus amigos como “fresco”, “la vida es solo una y hay que vivirla”.

2. Recuerde que hay un conocido dicho que reza: “la primera por experiencia, la segunda por sinvergüenza”.

3. No piense que un desliz será más fácil porque tiene el apoyo social. La culpabilidad luego aparecerá sólo en usted y no en sus amigos.

4. Prográmese para “no ir de levante”. El cerebro recibe órdenes. Lo mismo si sabe que consumir mucho licor la deja o lo deja sin horizonte. Que tomarse un par de cervezas sea tan solo una forma de divertirse en grupo. Bloquee pensamientos como ‘tomar alcohol es un paso para rumbearme con alguien’.

5. Si nota que su grupo de amigos es demasiado influyente, cambie, renueve, amplíe su red de amigos.

6. No se deje llevar por experiencias de personas cercanas a usted en las que le han resultado los deslices. Es posible que a usted le vaya bastante mal.

7. Pregúntese si le hace falta algo en su relación y por eso está dándole cabida a un desliz. Lo mejor es que lo solucione con su pareja y no con otra persona ajena a su relación sentimental. Busque un terapeuta si la situación es compleja o no puede resolverla usted mismo.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad