Entre fosas y caletas | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-09-02 02:56:39

Entre fosas y caletas

Tal  expresión la  usó  recientemente una congresista,  para definir la vida de los colombianos.
Entre fosas y caletas

Y tiene razón. Todos sabemos de la influencia de los narcotraficantes en la economía, en la política, y en la guerra. Muchos han sido complacientes y otros,  cómplices  con  quienes encaletan y entierran.

La l√≠nea entre complacencia y complicidad es¬† tenue.¬† En Medell√≠n como en Cali,¬† tal vez en otras ciudades, las clases dirigentes¬† han puesto, antes como ahora, sus representantes¬† en la mafia. Ayer, se habl√≥ de un Londo√Īo, luego asesinado; hoy se habla de un Sierra, delf√≠n¬† empresarial,¬† y contratista oficial en vigilancia privada, relacionado con el esc√°ndalo que compromete a un Valencia, hermano del ministro de justicia.

Es que los  hermanos son cosa seria: La Araujo  canciller tuvo que renunciar  por uno. El General Naranjo, tiene a su hermano preso por narcotráfico en Alemania, pero no tuvo que renunciar.  El hermano de José Obdulio, pagó condena por narcotráfico y hoy es el director del programa de reinserción en Medellín.  

Se ha dicho que las responsabilidades penales son individuales, y es cierto. Pero las responsabilidades políticas y las inhabilidades morales,  fueron encaletadas.

Muerto¬† Escobar surgieron miles de capos. El de moda es ¬ďDon Mario¬Ē,¬† hermano de¬† ¬ďEl Alem√°n¬Ē, relacionado con el asesinado¬† alias ¬ďJob¬Ē (triple visitante del palacio presidencial). Ya confundimos sus nombres y sus alias, entre tantas fosas, caletas, incautaciones,¬† reinserciones, desmovilizaciones, extradiciones y acciones empresariales en el campo y en la ciudad.

Son tantos los mafiosos y¬† tantos sus socios, que la impunidad est√° garantizada. Para que hubiera justicia, ser√≠a necesario invertir en ella¬† tantos recursos, como los del plan Colombia, cambiar nuestra¬† cultura¬†¬† permisiva,¬† y alejar a los ¬ďmalos¬Ē de la ¬ďcasa de nari¬Ē¬† y eso no va a pasar.

La Corte penal Internacional, es un tigre sin dientes, ha dicho Rangel, el asesor del gobierno. Solo nos queda solicitar ingreso a la O.D., aspirar a un puesto en el roscograma, colocarnos el suplicio e intentar salvar el cuerpo.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad