Palabras inútiles | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Dom Dic 17 2017
20ºC
Actualizado 05:58 pm

Palabras inútiles | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-09-02 02:57:32

Palabras inútiles

Encuestas nos muestran como uno de los países más felices del mundo. ¿Cómo es posible tener felicidad comparable a la de países civilizados, decentes y ricos?  
Palabras inútiles

La felicidad –que es idiotez, dice Félix de Azúa-, como la estupidez es asunto serio y complejo de definir. Problema similar al del sentido común, resuelto por Descartes –o eso creía él- mediante el recurso del método, el rigor lógico científico, el esfuerzo del pensamiento.

El buen sentido o sentido común –decía- es la cosa mejor repartida del mundo, y cada quien está contento con el que tiene. La felicidad está conectada con la estupidez ¿pero que es estupidez? Es célebre el ensayo de Robert Musil sobre este preocupante y asombroso fenómeno humano, que todos padecemos en mayor o menor grado. Su conferencia no es un método para superarla, pero al menos provee muchas ideas inteligentes para resistirse a ella.

Es claro que la condición esencial para imponer un no-pensamiento político, es decir, la ignorancia política, la antipolítica, es naufragar en el océano de la estupidez, con el agravante de creerse inteligente y bien dotado. Para Musil el éxito de los totalitarismos está montado en la estupidez. Estúpido no es sólo el pueblo sino el caudillo; de ahí deduce el parentesco directo entre ella y la vanidad; y lleva a la soberbia; pasión y pecado definido por San Agustín como hinchazón, que conduce al desastre.

Sospecho, entonces, que la popularidad del régimen se sustenta en elementos de felicidad, estupidez y sentido común; y hay que conceder que los críticos –por el sólo hecho de serlo- no nos salvamos.

La infinita espiral de escándalos del Ejecutivo ya hace tiempo que traspasó el umbral del buen sentido, y la felicidad y la estupidez pueden mostrar sus lados flacos. No es la Corte Suprema de Justicia la que se inventó y sostuvo el paramilitarismo y la parapolítica. No es bandera blanca sino tarjeta roja lo que necesita la democracia colombiana. ¡No podemos ser idiotas todo el tiempo!

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad