¿Elecciones atípicas? No, con fraude | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Vie Dic 15 2017
20ºC
Actualizado 09:47 pm

¿Elecciones atípicas? No, con fraude | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-03-30 05:00:00

¿Elecciones atípicas? No, con fraude

¿Elecciones atípicas? No, con fraude

Si bien es cierto no es nuevo que dos semanas después de cada elección para Corporaciones Públicas se conozca la real dimensión de las ollas de corrupción que lograron la elección de este o aquel congresista, lo que ha ocurrido en esta ocasión supera las irregularidades de oportunidades anteriores.

En las semanas anteriores al 14 de marzo se habló de compra de votos, de transhumancia electoral, de compra de cédulas, pero lo ahora conocido salta con garrocha sobre tal clase de ilícitos. Personas que votaron con la contraseña de la cédula (que no es un documento de identidad), jurados que fueron designados con el específico propósito de que cometieran delitos electorales y cumplieron a cabalidad con su propósito, inconsistencias en los formularios electorales, incidencia de funcionarios públicos en las elecciones, adulteración de los formularios de votación, fraudes cometidos con las huellas dactilares de los votantes, miles de votos que desaparecen y miles de votos que como por arte de magia aparecen depositados por desconocidos, forman parte del largo listado de conductas ilegales.

Y de contera, la incidencia de los nuevos grupos paramilitares, la de los paramilitares ya conocidos, de narcotraficantes, los malabares que  se hicieron, el dinero mal habido que se roció para lograr que “fichas” suyas fueran elegidas, etc, ponen en evidencia que las leyes electorales que tenemos son un rey de burlas.

¿Qué legitimidad tiene un buen número de los congresistas elegidos? Poca en algunos y ninguna en otros.

Con ahínco algunos sectores políticos argumentan que no se puede señalar a una persona por los delitos que un familiar suyo haya cometido y con base en tal aserto exigieron respeto para este o aquel candidato. Pero detrás de ese biombo más de un candidato heredó la estructura política y el dinero para hacer la campaña que tenían  congresistas y funcionarios públicos espurios.

Lo comentado y mucho más lleva a afirmar, sin titubeo, que el próximo Congreso tiene mácula, que un buen número de los congresistas elegidos son “fichas” de parapolíticos, de paramilitares,  narcotraficantes y de otros actores del conflicto interno armado que vivimos.

Esa es la amarga realidad y cualquier analista sensato se percata que con tal Congreso no debe nadie hacerse ilusiones, ni creer que de él podrá salir una reforma electoral, o una reforma política como la que el país necesita. ¿Acaso van a ser tan torpes como para suicidarse políticamente? Todo seguirá siendo una mascarada y el aguacero de denuncias y señalamientos nos acompañarán por cuatro años más.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad