Lun Dic 5 2016
20ºC
Actualizado 10:00 pm

A subir los ánimos en esos días de bajonazos | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-03-31 05:00:00

A subir los ánimos en esos días de bajonazos

Es posible que hoy sea uno de esos días en los que usted despierta con el ánimo por el suelo, o por lo menos con la famosa crisis existencial. Siente que le falta chispa a sus días, que está atado a la rutina, que no hay nada que le genere sorpresa.
A subir los ánimos en esos días de bajonazos

Empieza a juzgarse severamente, dice que no ha hecho nada en la vida y que ya es tarde para empezar cualquier sueño.

Hoy no quiere que nadie le hable a manera de regaño pues no lo soportaría, está irritable y ante el más mínimo asomo de tono elevado, explotará.

Lo más probable es que esté con el ánimo por el piso; si pudiera no se levantaría de la cama y pasaría todo el día en pijama. Pero como no puede porque tiene que cumplir horarios como cualquier empleado, hace su máximo esfuerzo y se prepara para vivir uno de los peores días de su vida. De entrada cree que nada saldrá bien hoy.

Pero en este artículo le contamos cómo hacer para elevar su energía y decirle adiós a esa mala disposición ante la vida.

LISTA

Tenga en cuenta

1 Si es de las personas que cree que el universo conspira, no le dé la autoridad a su mal estado anímico para que su día sea un desastre.

2 Si amaneció con el ánimo por el suelo, sea capaz de sacar fuerzas para vestirse mejor que todos los días, para maquillarse, peinarse diferente. Pero evite ante todo llegar a su lugar de trabajo como si se hubiera acabado de levantar.

3 Aunque el color negro en las prendas de vestir siempre le regalarán elegancia, no acuda a esta tonalidad cuando su estado anímico está en cero. De hacerlo le combinará con las ojeras que son evidentes en su rostro.

4 Aunque no lo crea funciona verse diferente a todos los días. Si por cuestiones económicas ese día no puede ir a la peluquería, recójase el cabello de forma diferente, pero no se lo deje en la cara. Eso transmitirá a los demás pereza de su parte.

5 Si el bajo estado anímico lo hace ver todo negativo, evite tomar ese día decisiones cruciales como renunciar al trabajo porque está harta del ambiente, o terminar con su pareja. Eso sólo es impulsividad.

6 Si está irritable y sabe que explota con cualquier cosa, adviértale a los demás que no está de genio para bromas pesadas. Pero eso sí, no se desquite con los otros.

7 Si conduce y sabe que un trancón la saca de quicio, ese día no vaya en su carro hasta la oficina. Evite situaciones que lo tensionan aún más.

LISTA

Señales de bajo de ánimo

1 Se siente insegura

2 Le da muchas vueltas a los asuntos.

3 Se contagia de pensamientos negativos.

4 Mantiene durante el día un carácter derrotista.

5 Bajo de fuerzas para enfrentar las obligaciones.

6 Su cuerpo habla por usted: Camina con los hombros y la cabeza abajo, y en su rostro se dibuja un aire de tristeza.

preguntas y respuestas

Eduardo Navas

Psicólogo y motivador

¿De qué forma dejar a un lado ese bajo estado anímico con el que se puede levantar alguien un día cualquiera?

Hay varias alternativas; la primera es no juzgar el día por el clima o hacer asociaciones como “si está lloviendo me va a ir mal”.

El segundo recurso es no permitir que lo que no esté bajo nuestro control nos afecte. Hay cosas que se salen de las manos.

El tercer punto es cambiar la manera como empezamos el día. Una buena manera sería leyendo las metas y sueños de la vida, tenerlas anotadas; también es importante anotar las cosas por las cuales estamos agradecidos y cada vez que las vamos releyendo, la actitud se va modificando.

¿Qué pasa cuando una persona dice desde la mañana “hoy no será un buen día” y así se ve el resultado?

Hay un órgano de enfoque reticular agudo que atrae esas cosas que no veía antes, por eso la persona empieza a ver lo negativo, ya que el órgano empieza a mirar esas cosas y a atraer.

Sucede como cuando decimos ‘hoy si he visto mujeres embarazadas’ y efectivamente empiezas a ver cantidades en la calle que antes no veías. Ese es el mismo órgano que se activa cuando alguien nos cae mal y sólo vemos eso negativo.

¿La posición corporal ayuda en el estado anímico?

Sí. Si nuestro cuerpo está erguido y sonriendo, a pesar del bajo estado anímico, el cerebro lee esas posiciones corporales y dice “no hay por qué estar deprimido si el cuerpo no lo está”. Pero sucede lo contrario cuando la persona está deprimida y agacha su cabeza, encoge su cuerpo o baja el tono de la voz.


Leonel Vidal

Motivador personal

¿Qué pasa cuando decimos “este no es mi día” y efectivamente así se da?

Todo radica en que la gente se predispone para desarrollar ciertos estados anímicos, ya sea de tristeza o de nostalgia. En esos casos usualmente se hace un proceso mental de ¿por qué me sucede esto a mí?, “estoy de mala suerte”, “me pasa siempre lo malo”.

Eso lo que hace es entrar en un círculo que genera ese estado emocional de ensimismamiento.

Se trata de un estado de autoprofecía cumplida. La persona empieza a descubrir que nada le sale bien porque le da trascendencia a cosas sin sentido, como que sea una tragedia que el día esté lluvioso. Seguramente en un día de ánimo arriba eso sería insignificante o normal. Eso hace que la persona acumule experiencias negativas y cree durante el día una gran lista de cosas mínimas que dimensiona.

¿Cómo cambiar radicalmente un bajo estado anímico a uno totalmente enérgico y positivo?

Es hacer el ejercicio contrario de manera consciente. Si algo me tiene triste, me tiene melancólico, si llega a mi vida algo inesperado y desagradable, yo puedo elegir la respuesta frente a ese hecho.

Tenemos la libertad y el control de elegir el pensamiento y en la medida en que yo elija, puedo tomar control sobre esa profecía y  programarlo. Es pensar “hoy será un día extraordinario”. Esa serie de pensamientos positivos durante todo el día lo llevarán al final de la noche a hacer un balance y decir ¡wow! fue un día magnífico.

Lo que no se puede hacer es creer que porque nos levantamos medio dormidos y se nos regó el vaso de leche, será un mal día.

Errores que no debemos cometer

1. Tener un estado emocional decaído y tender a acrecentarlo.

2. No tener claro que en nosotros está el  control del pensamiento.

3. No analizar cuál es el tipo de música que genera efectos emocionales sobre nosotros y que nos hace sentir de maravilla.

4. No tener el control sobre conversaciones pesimistas.

5. Rodearse de personas negativas que desde el comienzo del día le están diciendo “qué día tan aburrido” o “qué trabajo tan malo”, “por eso estamos así, con este país tan malo”, “tengo demasiados problemas con mi pareja”. Aproveche ese encuentro en la mañana o esa charla del café para contagiarse de comentarios positivos.

6. No creer en ayudas como hacer listados de las cosas buenas que le están sucediendo. Empiece por mirar que está vivo, que tiene una familia, un trabajo, que está haciendo lo que le gusta.

¿Baja de ánimo? Evalúe la alimentación

Otra de las estrategias que pueden funcionar para mejorar su estado anímico se encuentra en la alimentación. A veces un chocolate puede funcionar, pero en exceso puede generarle el efecto contrario. Lo mismo ocurre con el café.

La alimentación es un factor clave para mejorar esos bajonazos, por eso es tan importante que evalúe qué cantidad de hierro está consumiendo.

En Inglaterra el Food and Mood Project presentó una propuesta alimenticia que puede funcionarle para esos días de bajonazos de ánimo:

1.    Espagueti integral al pesto con pescado rico en omega – 3 (puede ser salmón, sardinas o atún) y espinacas.

2.    Ensalada de aguacate y semillas de calabaza y girasol.

3.    Postre: frutas (manzana, banano y albaricoques) con nueces

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad