El arte de la elegancia de Los Fabulosos Cadillacs | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Sáb Dic 16 2017
20ºC
Actualizado 06:07 pm

El arte de la elegancia de Los Fabulosos Cadillacs | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-04-04 05:00:00

El arte de la elegancia de Los Fabulosos Cadillacs

Fuera de serie en la música. Con un talento que los ha convertido en referentes de un género y en dueños de un estilo. Así son Los Fabulosos Cadillacs, agrupación que casi sin pretensiones se volvió a reunir hace dos años para seguir cautivando con su sonido.
El arte de la elegancia de Los Fabulosos Cadillacs

Luego del disco ‘La luz del ritmo’, esta banda argentina prueba su virtuosa capacidad de reinventarse con ‘El arte de la elegancia’, el segundo álbum editado desde que están de regreso. Como carta de presentación de este proyecto fue elegido ‘Contrabando de amor’, sencillo que tiene más de 20 años de creación.

Este disco, que para mucha gente será un álbum de canciones nuevas, incluye 8 versiones renovadas de temas históricos del grupo, un cover de Curtis Mayfield (Move on up) y dos temas nuevos (Siete Jinetes y Lanzallamas). Los músicos decidieron incluir como portada una obra de la artista Marta Minujín y ponerle al disco un título que reflejara su estilo musical, que de a poco se ha ido vistiendo de viejo roquero.       

Vicentico, Sr. Flavio, Rockman, Profesor, Nando y Spiker siempre tienen ganas de más. Su pasión por el arte los hizo unirse de nuevo, por eso en esta ocasión buscaron hacer algo más que música. De la mano del CD le llevan al público un DVD, que evidencia la comunión y el respeto que hay entre ellos.  

Preguntas y respuestas

¿Qué es ‘El arte de la elegancia de LFC’? Es un disco que tiene muchas canciones viejas, temas que no fueron muy conocidos, que a nosotros nos gustó mucho tocar y a las que les tenemos mucho cariño. Es como una gran canción porque entre tema y tema hay mucha relación en cuanto a estilo y a la manera de interpretarlos.

¿Qué tiene de especial este álbum? Es casi como un disco en vivo, pero hecho en el estudio. Puede que este sea el disco más roquero que tenemos, con un concepto más clásico. Es un disco de viejos roqueros.

¿De dónde surgió esta idea de retomar canciones? Nació del cariño de tocarlas. Nos juntamos y miramos qué canciones teníamos ganas de tocar y las grabamos un fin de semana en un estudio nuevo en San Luis (Argentina).

Con un repertorio tan amplio como el de ustedes ¿fue difícil la elección de los temas?  Nos basamos un poco en la intuición, lo que iba surgiendo en la sala de ensayos. Cuando te dejas guiar por la intuición y la música hay algo caprichoso del inconsciente que te lleva a hacer cosas que tienen un hilo común.

‘Contrabando de amor’ es el primer sencillo de disco… Es un tema que compuso Vicentico hace mucho y siempre nos gustó. La versión original es del disco ‘El Satánico Dr. Cadillacs’ que hicimos en 1989.

Y se dejaron tentar por incluir el cover del clásico de Curtis Mayfield ‘Vamos ya’ (Move On Up)…

Sí, lo habíamos tocado una sola vez hace mucho en un programa de televisión argentino. Nunca lo grabamos y había quedado como oculto. Hace poco vimos el video de ese programa y nos dieron ganas de hacerla, además porque Mayfield es uno de nuestros músicos preferidos. El resultado fue bárbaro.

Cadillacs después del reencuentro

¿Cómo ha sido este reencuentro? Esta etapa tiene algo muy lindo, una mirada hacia el pasado para rememorar recuerdos y anécdotas y al mismo tiempo una mirada muy fuerte hacia el futuro, por eso nos entusiasmamos en hacer un disco, en hacer canciones nuevas.

Pero han disfrutado este proceso… Sí. Nos reencontramos en lo musical y en lo afectivo. Ha sido muy fuerte porque antes de empezar la gira uno de nuestros integrantes falleció (Gerardo Rotblat). Eso nos hizo ver las cosas diferentes. Dijimos: “Uno de nosotros no está, de verdad esta es una nueva etapa” y tuvimos que aprender a convivir entre nosotros y con el recuerdo de él.

¿Prefieren no recordar mucho la anterior etapa del grupo, a pesar de haber sido exitosa?  Cuando uno se queda mirando para atrás tiende a ponerse melancólico y la melancolía, cuando falta uno de los integrantes, no es una buena compañía. Hay que mirar para atrás, pero también para adelante y darle mucha importancia a crear cosas nuevas.

¿Cómo ven ahora esos seis años en los que estuvieron separados? Ese tiempo fue una gran enseñanza. Aprendimos muchas cosas estando juntos y en tantos años de no tocar. Aprendimos cómo convivir entre nosotros, cómo tomarnos la música y cómo tomarnos el trabajo. Estamos en un momento en el que todos decidimos nuestro futuro y tenemos una idea en común de lo que queremos decir.

¿Cómo han sido estos dos años de reencuentro? Dos años de gran placer, básicamente; de una gira que se prolongó por muchas situaciones, pero que disfrutamos. Seguimos manteniendo la misma energía y las ganas de hacer los shows, no sólo nosotros, sino la gente que trabaja con nosotros.

Y el reencuentro con el público… Es hermoso. Vemos gente vieja, muchos fans nuevos y jóvenes. Van padres con sus hijos. Y a nosotros también nos pasa que llevamos a nuestros hijos a los conciertos. Ellos no habían podido escuchar en vivo a los Cadillacs y ahora lo están haciendo.

El lado B de LFC

¿En este reciente disco buscaron rescatar sonidos del pasado? Tiene un sonido más influenciado por la música de bandas inglesas de los 80. Nunca fuimos roqueros de rock and roll y este disco va por ese lado. Dejamos de lado la parte más latina de los Cadillacs. 

Entonces, ¿su música se ha transformado? Un poco. Hay un cambio porque nosotros estamos tratando de escuchar cosas nuevas y la tecnología influye. Lo que escribimos y el repertorio que escogemos es más acorde con las cosas que nos pasan ahora que somos señores de 45 años.

Siendo poseedores de un estilo tan propio ¿se sienten cómodos probando cosas nuevas?  Hemos ido incorporando nuevas cosas con cierta sutileza y respetando la raíz original de nuestra música. A pesar de las computadoras, en este disco hay muchas cosas hechas a la manera de los Cadillacs.

¿Cuál ha sido la clave para mantenerse vigentes? No tenemos nada pensado como estrategia. Tratamos de hacer lo que nos sale del corazón. Cuando estamos juntos se da una energía particular y eso también el público lo siente.

¿Los Cadillacs viven un nuevo ‘power’ musical? Sí, está reflejado en la mirada que tenemos nosotros seis de la música. Es como cuando los rayos del sol pasan por una lupa y prenden fuego. Estamos enfocados en lo que queremos hacer y cuando esto se une es muy fuerte.

Después de presentar este disco con canciones renovadas ¿qué viene para LFC? Vamos a parar para hacer un disco de canciones nuevas. Tenemos ganas de componer. Tuvimos una gira muy larga y está bueno que termine. Queremos un espacio para descansar y crear.

¿Y cómo es ese proceso creativo?  Depende de cada época. A veces nos reunimos a pensar en temas en los ensayos, en el estudio. En otra etapa, cada uno lo hacía de manera individual en casa.

¿Ser una de las bandas más influyentes en Latinoamérica les genera algún tipo de compromiso? Tratamos de que todas esas cosas ceremoniosas de ser referente o influencia no entren demasiado en nosotros. Dejamos que los demás lo digan, nosotros hacemos lo que tenemos ganas de hacer. Eso es como poner pequeñas compuertas a nuestro trabajo y no es sano.

El tecladista de Los Fabulosos Cadillacs habló sobre ‘El arte de la elegancia de LFC’, el segundo álbum editado desde que están juntos de regreso.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad