El gobierno no se opone al intercambio humanitario | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Dic 11 2017
21ºC
Actualizado 09:18 am

El gobierno no se opone al intercambio humanitario | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-04-04 05:00:00

El gobierno no se opone al intercambio humanitario

El gobierno no se opone al intercambio humanitario

Es una gran noticia para los familiares de estos servidores públicos que han padecido un largo cautiverio en la selva profunda y en medio de una guerra que muchas veces ha llegado hasta su piel para aterrorizarlos. Vimos la alegría indescriptible que produjo en un padre campesino y bondadoso la liberación del soldado Calvo.

Las Farc, lo sabe todo el mundo, lo aceptan sus dirigentes, ha recibido golpes demoledores en los últimos años. Uno de ellos fue la llamada ‘operación jaque’ en la cual fueron rescatados los secuestrados más reconocidos y buscados por la opinión pública nacional e internacional.

Ahora se han quedado con miembros de las fuerzas militares y de policía que por largos años sólo han suscitado manifestaciones aisladas de solidaridad y la petición dramática de libertad por parte de sus familiares, gente humilde, sin mayor impacto en la opinión.

Alfonso Cano, nuevo Comandante General de las Farc, no tiene una particular obsesión por el intercambio humanitario, como la tenía Manuel Marulanda Vélez, sabe también que no tiene en sus manos grandes factores de presión.

Quiere sacudirse un poco del aislamiento nacional e internacional que ha sufrido en los últimos años y abrir canales de comunicación con sectores de la sociedad. Comprende que sólo acordando escenarios de negociación, ya sea para temas humanitarios, o para iniciativas de paz, puede restablecer algunos nexos políticos con Colombia y el mundo. Por estas razones no ha vuelto a mencionar el despeje ni a exigir que la justicia norteamericana entregue a Simón Trinidad y a Sonia.

El presidente Uribe tampoco está ahora jugado a la confrontación absoluta con las Farc. No está directamente involucrado en las elecciones presidenciales y no tiene que hacer especiales demostraciones de firmeza y dureza. Ya ha cumplido su tarea en disputa con la guerrilla. Puede abrir una pequeña ventana para el intercambio humanitario e incluso ir un poco más lejos y dar señales de paz.

Seguramente en el anuncio de que el gobierno no se opone al acuerdo humanitario tiene mucho que ver el Alto Comisionado Frank Pearl. Ha logrado convencer a Uribe de que es un buen momento para darles una alegría a los familiares de los secuestrados.

Pearl ha jugado un papel más bien silencioso en la reinserción y en la búsqueda de acercamientos con la guerrilla y podrá mostrar un gran resultado de su gestión si asegura el intercambio humanitario y deja sentadas las bases para futuras negociaciones de paz.

Ahora bien, la experiencia de las anteriores liberaciones unilaterales de dirigentes políticos y las actuales liberaciones de miembros de la Fuerza Pública, dejan grandes enseñanzas para el intercambio humanitario.

La cooperación de Brasil y la Cruz Roja Internacional ha sido seria y eficaz. Así mismo la participación de la Iglesia y de Piedad Córdoba a la cabeza de colombianos por la paz. También el dispositivo logístico ha mostrado sus bondades.

Ahora no es necesario inventarse otros facilitadores y mediadores, tampoco otros mecanismos y protocolos de seguridad. Una conversación directa entre el Alto Comisionado de Paz con los delegados de las Farc, bajo la protección de estos delegados internacionales y nacionales, puede servir para firmar un acuerdo lo menos complicado posible.

Una vez realizada esta tarea se puede proceder a la liberación simultánea de un número limitado de presos acordados con las Farc y de todos los miembros de la Fuerza Pública en manos de las Farc.

Seguramente la liberación de los secuestrados no se podrá hacer en un solo día, pero tanto los delegados brasileños como los miembros de la Cruz Roja Internacional, han demostrado la paciencia suficiente para hacer la tarea en varios días. Digo estas cosas sólo para indicar que con buena voluntad no es tan complicado un acuerdo humanitario.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad