Publicidad
Publicidad
Dom Dic 4 2016
19ºC
Actualizado 06:49 pm

Lo bueno, lo malo y lo feo de Mockus | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-04-05 05:00:00

Lo bueno, lo malo y lo feo de Mockus

El innegable fen√≥meno pol√≠tico que representa el ascenso de Antanas Mockus en la contienda presidencial, acaso comparable con lo que constituy√≥ en su momento √Ālvaro Uribe, nos obliga a referirnos a una candidatura hoy m√°s que nunca posible, llena de virtudes pero no siempre exenta de pecados.
Lo bueno, lo malo y lo feo de Mockus

Muchas cosas buenas tiene la aspiraci√≥n de Mockus: significa un relevo necesario, simboliza la lucha contra la corrupci√≥n y a la vez ser√≠a la constataci√≥n de que esta es una democracia que cree en los partidos y premia a quienes, a pesar de que en alg√ļn momento criticaron su existencia, despu√©s de un largo proceso han aprendido que la idea de una colectividad es no s√≥lo necesaria sino plausible (Noem√≠ y Antanas).

Si yo estuviera en la campa√Īa de Mockus, har√≠a especial √©nfasis en la figura de autoridad que tambi√©n el ex alcalde represent√≥ en su paso por la administraci√≥n de Bogot√°, especialmente en su primer periodo. Antanas acompa√Ī√≥ siempre la zanahoria del garrote: fue especialmente duro en las sanciones por infringir normas ciudadanas b√°sicas y en los intentos de paro ilegales de los transportadores, nunca cedi√≥. Su trabajo en equipo con la Polic√≠a bien pudiera repetirse con el Ej√©rcito, pero a√ļn muchos seguimos sin encontrar definici√≥n suficiente de Mockus en ese sentido y esperar√≠amos mensajes n√≠tidos sobre seguridad rural y urbana para sentirnos m√°s tranquilos.

Y si a Juan Manuel Santos le critican su poca capacidad oratoria, a Antanas habr√°¬† que censurarlo por la falta de nitidez y concreci√≥n en su discurso. Ser√°n menos de dos meses para demostrarle al electorado que puede ser m√°s claro, pero en el camino tambi√©n tendr√° que asumir el reto de ¬Ďdesbogotanizar¬í su campa√Īa y acercarse a ciudades intermedias y zonas campesinas donde el candidato del Partido Verde es perfectamente desconocido. ¬†

Su aceptaci√≥n en las redes sociales no puede llevarlo al espejismo de que todo est√°¬† ganado pues tristemente muchos de los j√≥venes que manifiestan entusiastas su adhesi√≥n a la campa√Īa terminan no votando por pereza o tradici√≥n.

Nos queda lo feo: si su ex asesora y mano derecha ¬Ė e izquierda ¬Ė, la santandereana Alicia Eugenia Silva, tiene raz√≥n, Antanas deber√° explicarnos hasta d√≥nde estar√° dispuesto a hacer alianzas para ganar, como les pas√≥ a los ¬Ďverdes¬í en las elecciones parlamentarias. ¬†

Dice Alicia que ¬ďMockus permiti√≥ sin compunci√≥n el apoyo de Christian Moreno, Gobernador de Cesar, a su candidato F√©lix Varela. Y no le incomod√≥ la cercan√≠a de sus compa√Īeros de partido santandereanos a Luis Alberto Gil, antiguo senador de Convergencia Ciudadana, hoy detenido en la c√°rcel La Picota por esc√°ndalos de para-pol√≠tica¬Ē. ¬ŅNo dizque el fin no justifica los medios? ¬†

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad