Jue Dic 8 2016
23ºC
Actualizado 05:24 pm

¿Será bueno casarse? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-04-05 05:00:00

¿Será bueno casarse?

¿Será bueno casarse?

Otros se ven de vez en cuando haciéndose pasar como novios aunque su relación se mantenga por las salidas momentáneas para gozar juntos de su sexualidad.

Quieren vivir sin un compromiso serio manteniéndose “libres”, sin que nada les ate, como un documento o una bendición. ¿Tendrán un concepto vago respecto al matrimonio? ¿No querrán dejar la soltería?

Hace 28 años me case con una mujer excepcional de quien recibí dos hermosos regalos, mis hijas, casadas y felices. Yo recomiendo el matrimonio e invito a los jóvenes para que lo vean como un camino de realización. ¿Cómo hacerles ver esta verdad?

Respuesta

Distinguido amigo: Es innegable comprobar y aceptar los cambios que la sociedad ha venido implementando con el transcurrir del tiempo.

Son  más comunes las relaciones informales donde les une un sentimiento de cariño, una fuerte atracción física pero donde prima la independencia, que permite romper cuando se quiera ese lazo afectivo llamado entre comillas “noviazgo”, para darse un tiempo, es decir, para terminar sin tanto alboroto algo que se concibe sin la trascendencia de una posible unión matrimonial.

Podríamos decir que vivimos una “crisis de amor”. Las separaciones y divorcios están haciendo su papel para influir negativamente en la formación de futuras relaciones de pareja.

Sin embargo, muchas instituciones educativas implementaron las escuelas de padres donde forman a papá y mamá para que sepan enfrentar una crisis y superar con  eficacia sus conflictos.

¡Felicitaciones! querido amigo. Gracias por sus oportunos comentarios.

Reflexión

Papá y mamá deben inculcar a los hijos desde temprana edad valores humanos y sobrenaturales, enseñándoles a pensar, y actuar, controlando sus emociones y buscando el bien propio y el de los demás.

Aprenderán a escuchar, comprendiendo y valorando la posición del otro, demostrando respeto ante las diferencias y estando dispuesto a dialogar sin herir ni criticar.

Afronten con serenidad y responsabilidad sus diferencias buscando caminos de perdón y reconciliación, alejando la idea de una separación y buscando por encima de todo la preservación de la unión matrimonial que ha sido bendecida por Dios.

Defiendan su amor y luchen  por el establecimiento de una familia unida y feliz. He ahí lo que debe ser.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad