Papá, ¿otra vez cansado? | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mar Dic 12 2017
20ºC
Actualizado 10:40 am

Papá, ¿otra vez cansado? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-04-05 05:00:00

Papá, ¿otra vez cansado?

Llegar del trabajo cansado, contrariado y agotado es normal, pero no debe ser la excusa para no compartir ni atender a los hijos.
Papá, ¿otra vez cansado?

Ante todo, los hijos son una responsabilidad y todo lo que a ellos concierne es prioritario y fundamental. El acercamiento que permite el compartir el día a día obliga a buscar un equilibrio entre el trabajo y el descanso.

El posponer las conversaciones, los juegos y lo que implica el prestar atención, termina por hacer creer a los pequeños que están en segundo plano, o lo que es peor “que son un estorbo” y que son quienes perturban el “merecido descanso de papá y mamá”.

Para Conchita Ramírez Acosta, Psicóloga Clínica de la Universidad Santo Tomás, “Cuando se asume una responsabilidad tan grande como el de ser padres, desde el momento en que los engendramos creamos un vínculo afectivo infinito. No es sensato, ni coherente, ni justo pensar que son un estorbo que perturban el descanso de los padres. Es nuestro deber establecer una sólida relación con los hijos, están por encima de nuestras funciones laborales”.


Siempre lo mismo

Al llegar al hogar ningún padre puede abrir la puerta y decir “Misión cumplida”. La labor hasta ahora comienza, es hora de demostrar el cariño que dice profesar.

¿Qué padre de familia estando en el trabajo no llama más de dos veces a su hijo?

¿Qué progenitor al despedirse vía correo o telefónicamente no dice al hijo “te amo” “me haces falta” “eres mi vida” o “estoy haciendo lo posible para que nos veamos pronto”?

Es hora de llevar las palabras a la realidad, el cariño de los niños vale más que el agotamiento, es momento de rodear a los seres más queridos con afecto y atención; y aplicar la frase “El cariño de los hijos no es abstracto, teórico. Es tangible. Se percibe. Se toca”.


Cultivar la vida familiar

La vida familiar debe cultivarse con la conversación, celebraciones, ritos familiares, tradiciones y con un lenguaje sencillo, cálido y respetuoso.

Sin vida de familia se pasa del trabajo al trabajo, los horarios de descanso dan la oportunidad de compartir. El agobio y el estrés deben cambiarse por la sonrisa de su hijo, por el cuento, por la expresión de júbilo al ganar una partida de ajedrez, por el abrazo, por la última narración del partido de fútbol, por la película de princesita, por el dibujo animado, por el nuevo juego.


VOZ DEL EXPERTO

Elvira Vera Sánchez

Maestría en Psicología Clínica Infanto Juvenil

Especialista en psicología clínica en prevención y promoción en salud

1. ¿Cómo se genera un buen ambiente familiar?

El ambiente familiar es fundamental para la formación de la familia en la primera  etapa de la  vida. De ahí la importancia de los patrones de crianza y el fortalecimiento interno  que se da a los hijos, es decir, la creencia acerca de los refuerzos positivos o negativos de su comportamiento.

En razón de esto, es recomendable no dejar escapar los logros que conquistan los hijos y ayudarles a fortalecer ese proceso, dándoles la oportunidad de ser y de sentirse bien. Que nuestro esfuerzo esté vinculado al afecto, al cariño, a la observación, a valorar sus cualidades y apoyarle cuando algo va mal, y cómo salir de esa equivocación sin dejar que su autoestima se vea afectada.

2. ¿Cómo recuperarse de una jornada laboral agitada para no llegar con un sin número de excusas y no compartir con los hijos?

Después de una jornada ardua, es clave relajarse por medio del control de la respiración, la mejor herramienta  para normalizar estados de nerviosismo, irritabilidad y ansiedad provocados por factores exógenos como el trabajo, estudio, malos hábitos y disminuir la tensión muscular y la fatiga.

Es importante mirar más allá del cansancio del día a día, por el trabajo en la empresa, y enfocarnos en el compromiso que se tiene con los hijos, sabiendo que el trabajo de los padres en casa es complejo y continuo, a la vez que gratificante, pues en su evolución personal los hijos han necesitado y seguirán necesitando de la ayuda, estímulo, tutela, comprensión y cariño de sus padres, tanto a nivel de valores como emocional.


Herramientas

Elvira Vera Sánchez, especialista en psicología clínica y con Maestría en Psicología Clínica Infanto Juvenil, nos da algunas pautas:

- Probar a celebrar todo: cumpleaños, caída de los dientes, grado del jardín…que no genere gasto extra, puede ser un helado, un menú distinto, una película, en fin, creatividad.

- Compartir una comida a la semana todos, sin televisión.

- Una salida familiar: ir de paseo, salir a ciclovía, ir a cine…

- Fomentar el compartir: todo es de todos.

- Elegir un programa que puedan ver todos.

- Jugar juntos y por equipos, eso une a la familia.

- Siéntase orgulloso de su familia, de sus tradiciones y costumbres y si no las tienen, invénteselas.

- Sonrían y fomenten la alegría.

- Propóngase no gritar y hablar con un tono de voz suave.

- Sean educados y afectuosos en el trato.

- Transmitan a los hijos la seguridad afectiva de que papá y mamá se quieren.

- Practiquen el elogio, el piropo y la felicitación.

 

preguntas y respuestas

Cielo Quintero Trujillo

Psicóloga y Poeta

Autora de los libros: ‘Atmósfera de Cielo’, ‘Amor y Cielo’ y ‘Alma Desnuda’

1¿Cómo recuperarse del agotamiento, para dedicar más tiempo al hogar y atención a los hijos?

Para recuperarse de una jornada dura hay que saber discriminar hasta dónde llega nuestro compromiso laboral y dónde comienza nuestra responsabilidad familiar y emocional. Tener presente que es necesario al  llegar a casa buscar el descanso físico y desvincularse de las responsabilidades laborales. Es decir “dejar el maletín en la oficina”. Así mismo, tener  la disposición  necesaria para  que lo que se haga en familia se realice con amor, buena voluntad  y paciencia. También escuchar a la pareja, a los  hijos y demás miembros de la familia en forma atenta y respetuosa sin olvidar que nuestros hijos necesitan cantidad y calidad de tiempo.

2. ¿Que recomendaciones dar a los padres que siempre dicen “estoy cansado”?

Primero los padres deben ser concientes de cuales son los  esquemas mentales que dominan su  forma de pensar. Si  sus pensamientos son negativistas, magnificantes y/o desastrosos; con frecuencia dirán: !estoy cansado!, !que estrés!, !hoy fue un día terrible!, !no doy más!

Segundo, una vez modificada esta manera de pensar transformar su manera de sentir y de actuar.

Tercero, no interpretar como catástrofe cualquier situación que se presenta como uno no quería.

Cuarto, es necesario reconocer que los logros presentes y futuros de los hijos dependen de la dedicación que como padres les brinden a los mismos.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad