Publicidad
Vie Ago 18 2017
22ºC
Actualizado 09:48 am

¡Me enamoré de alguien mayor! | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-04-07 05:00:00

¡Me enamoré de alguien mayor!

“Tenía 17 y el 52 años. Lo conocí porque era compañero de trabajo de mi mamá y porque iba a mi casa cuando ella hacía reuniones. Él siempre me trató muy bien, me invitaba a comer helados o me llevaba cosas, mi mamá nunca me dijo nada porque pensó que  era una muy buena persona conmigo.
¡Me enamoré de alguien mayor!

Cuando me fui de la casa a otra ciudad para entrar a estudiar en la universidad, él me invitó a salir y así fue como nos hicimos novios”*.

Enamorarse de alguien que sea diez o más años mayor siendo aún un adolescente, no es un tema fácil de tratar con la familia, los profesores y los amigos, debido a que una relación sentimental bajo esas condiciones no está bien vista y la brecha generacional que existe pueda terminar causando daño.

Y es que aunque conocer a personas de todas las edades, ampliar el círculo de amigos  y sobre todo vivir experiencias diferentes, son algunas de las prioridades en la adolescencia, se debe ser cauto con las relaciones sentimentales que se establecen y por supuesto conciente de lo que implican.

Para la psicóloga Catalina Valencia, “cuando un adolescente establece una relación romántica con un adulto o una persona con una edad considerablemente mayor, pueden existir  varias razones entre las que se encuentran admiración, intereses económicos o la ausencia de un padre en especial, ya que dentro de la relación que se establece puede suplir las carencias que tuvo, ya sean afectivas, de atención, de protección o emocionales”.

Sin embargo, se debe tener en cuenta que la diferencia de edades afecta el desarrollo normal de la adolescencia, ya que obstaculiza los procesos normales que se viven en esa etapa y por ende se fuerza el proceso de madurez.

…“Al principio fue todo muy bien, pero con el tiempo el empezó a manejarme, no dejaba que saliera con mis compañeros, que me pusiera vestidos o ropa apretada y tampoco que me maquillara”….

Laura Torres, psicóloga, explica que, “el hecho de que un adolescente se vea inmiscuido en una relación con un adulto es perjudicial para su normal desenvolvimiento en la sociedad, porque las etapas de salir, compartir con sus pares y  vivir las cosas propias de esa etapa no se darán, ya que él adulto con el que se relaciona por tener un grado de madurez mayor será el que moldee la relación y en este caso al joven a su estilo de vida que por supuesto tendrá un ritmo completamente diferente”.

Que situaciones como estas se presenten debe ser una señal de especial cuidado para los padres, ya que la vida adulta de sus hijos se podrá ver frustrada en un futuro, debido a las etapas que no quemaron cuando era el momento.

… “Aunque a mi mamá no le gustaba la relación y siempre me dijo que él era muy viejo para mí, no me importó”…

“Los padres deben tomar una posición neutral, decir un sí o un no rotundo no afectarán en nada la posición del joven. Ellos deben decirles, dialogar y buscar que los jóvenes entiendan que no es sano para ellos mantener relaciones de este tipo; así con el tiempo ellos serán quienes tomen la decisión”, agrega Torres.

Para esto el Bienestar Familiar tiene diferentes planes de Atención Terapéutica en los que en conjunto con psicólogos y trabajadores sociales a través de sesiones, le enseñan a los adolescentes a darse cuenta de si en realidad eso es lo que desean.

Ofelia García, psicóloga del Instituto de Bienestar Familiar, asegura que, “si las madres acuden a nosotros preocupadas porque sus hijas o hijos tienen una relación de esa índole nosotros les ayudamos; sin embargo hay que tener en cuenta que ese tipo de amoríos no es malo, simplemente le damos las herramientas al adolescente para que sea más conciente de la relación que lleva”.

...“Duramos 4 años de novios, tiempo que no disfruté como debía porque siempre preferí estar con él”.

Aunque lo más probable es que este tipo de relaciones sean pasajeras por la condición de la adolescencia, sí es necesario establecer un diálogo sincero entre padres e hijos.

* Testimonio de una profesional que pidió reservar su identidad, y quien siendo una joven adolescente estableció una relación sentimental con un hombre mucho mayor que ella.

Los ingredientes del amor

1 Atracción: es la parte “química” del amor. Se refiere al interés o deseo físico que se experimenta por otra persona. Ella es la responsable de las ganas de besar y abrazar al objeto de afecto.

2 Intimidad: es el vínculo que se desarrolla cuando se comparte con una persona pensamientos y sentimientos, cuando  se experimenta esa sensación de intimidad con su pareja, se siente apoyado, cuidado, considerado y aceptado tal y como es.

3 Compromiso: es la promesa o decisión de seguir al lado de esa persona a pesar de los altibajos que pueda haber en la relación.

¿Amor o aventura?

Típicamente los adolescentes tienen relaciones más cortas porque la adolescencia es una etapa en que se buscan instintivamente muchas experiencias diferentes y se prueban muchas cosas diferentes. Se trata de descubrir quién se es, qué valora y qué quiere conseguir en la vida.

Otro motivo de que se tienda a tener relaciones más cortas durante la adolescencia es que las cosas que se desean obtener en una relación romántica cambian a medida que se van haciendo mayores.

Durante la adolescencia las relaciones sentimentales se establecen sobre todo para pasarla bien, para salir con alguien, para ir a sitios y hacer cosas divertidas.

Salir con alguien también puede ser una forma de encajar en el grupo de amigos. Si todos sus amigos salen con alguien, es posible que se sienta presionado por tener novio.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad