Mar Dic 6 2016
24ºC
Actualizado 03:39 pm

80 meses de prisión para el padre Chona | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-04-08 05:00:00

80 meses de prisión para el padre Chona

El sacerdote José Virgilio Chona Albarracín, de 58 años, fue condenado ayer por el Juzgado Cuarto Penal del Circuito de Cúcuta a 80 meses de prisión, por acceso carnal abusivo agravado con un menor de 13 años.
80 meses de prisión para el padre Chona

El religioso, natural de Chinácota, Norte de Santander, quien se encontraba desde el 27 de junio de 2007 bajo detención domiciliaria, fue trasladado a la Penitenciaría Nacional donde cumplirá la condena.

Chona Albarracín deberá además, indemnizar con 50 salarios mínimos legales mensuales vigentes al perjudicado y no podrá ejercer funciones públicas por 82 meses (6 años y 8 meses).

La decisión del Juzgado se basó en los hechos ocurridos en noviembre de 2005, cuando presuntamente el religioso abusó sexualmente del menor de edad, aprovechando que era acólito de la iglesia San Pablo, del municipio de Los Patios.

De acuerdo a la investigación y a los testimonios recaudados por la víctima, el padre Chona lo habría llevado hasta su residencia, junto con otro niño de 14, y convencido para que accedieran a sus pretensiones. Luego, les entregaría un billete de $20.000, como pago.

Tras ser conocidos los hechos por parte de familiares y profesores de la institución educativa a la que pertenecían los menores, el caso fue puesto en conocimiento de las autoridades.

Desde el 10 de noviembre de 2006 y mientras el proceso avanzaba, José Virgilio Chona recibió medida de detención domiciliaria, la cual fue levantada el 14 de marzo de 2007. Pero, nuevamente iniciada el 27 de junio del mismo año.

El juzgado únicamente halló pruebas contundentes en el caso de uno de los menores, mientras del otro adolescente se retractaron en varias versiones.

POSICIÓN DE LA IGLESIA

El obispo de la diócesis de Cúcuta, monseñor Jaime Prieto Amaya, dirigió un comunicado al presidente de la Conferencia Episcopal, Monseñor Rubén Salazar Gómez, en el que afirma que “ante este lamentable hecho, la Diócesis acepta el pronunciamiento de la jurisdicción penal y lo respeta”, y agregó que “el sacerdote (José Virgilio Chona Albarracín) y su abogado asumirán en derecho la posición que determinen frente al fallo”.

Monseñor Jaime Prieto hizo un llamado a toda la comunidad para que colabore con las autoridades, especialmente cuando las conductas de las personas maltraten a la misma comunidad o especialmente a los menores de edad.

En el mismo sentido se pronunció Monseñor Juan Vicente Córdoba, Secretario General de la Conferencia Episcopal, al afirmar que “las personas que tengan que denunciar actos como estos deben ir a las autoridades. Nosotros como Iglesia no nos oponemos. Ante todo, la verdad debe ser esclarecida”.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad