ana maría valencia s. / mvalencia@vanguardia.com | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-04-10 05:00:00

ana maría valencia s. / mvalencia@vanguardia.com

La Contraloría Municipal le advirtió al alcalde de Bucaramanga, Fernando Vargas, que podría generarle un daño fiscal al Municipio si aplica el acuerdo aprobado por el Concejo, mediante el cual exonera del pago de estampillas los estudios y diseños de obras como el Viaducto de la 9.
ana maría valencia s. / mvalencia@vanguardia.com

Este alivio tributario para la contratación de las obras, significa que quienes se benefician con el pago de estampillas, es decir, centros de bienestar del anciano y la cultura, dejarían de percibir cerca de $96 mil  millones.

Hay que anotar que desde que el Alcalde llevó la propuesta al Concejo en diciembre del año pasado, los centros de bienestar del anciano y los cultores se opusieron de inmediato a la iniciativa.

Es más, en el control de advertencia que le hace el contralor Carlos Vergara la Mandatario, tiene en cuenta la queja interpuesta el pasado 2 de marzo por el asesor jurídico de la Asociación Santandereana de Centros de Bienestar, quien advierte que se estaría cometiendo una “arbitrariedad”, por cuanto la ley 1276 del 5 de enero de 2009 señala que el 2% del recaudo por estampilla debe ser destinado a este fin.

Así las cosas, el pasado 6 de abril el Contralor de Bucaramanga le advierte al Municipio que “al reducir el porcentaje a recaudar por concepto de la estampilla para el proceso de la licitación pública” en mención, contradice lo dispuesto en la Constitución y la ley.

La Administración tiene plazo hasta el próximo viernes, de lo contrario la Contraloría podría iniciar un proceso por daño fiscal.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad