Jue Dic 8 2016
26ºC
Actualizado 02:10 pm

Estado polaco y fuerzas armadas, en grave crisis por muerte del presidente | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-04-10 14:30:42

Estado polaco y fuerzas armadas, en grave crisis por muerte del presidente

El Estado polaco y sus fuerzas armadas se sumieron en una grave crisis por la muerte del presidente Lech Kaczynski, varios de los principales jefes militares y altos funcionarios, en el accidente del avión que se estrelló este sábado en Rusia.
Estado polaco y fuerzas armadas, en grave crisis por muerte del presidente

El gobierno se reunió de urgencia a comienzos de la tarde para determinar el rumbo a seguir.

El primer ministro Donald Tusk llamó a los polacos a "tener una actitud digna en un momento de duelo nacional", sin dar detalles sobre las conversaciones que acababa de sostener con los miembros de su gobierno.

Anunció que se dirige a la región de Smolensk, en el oeste de Rusia, donde ocurrió la catástrofe aérea, y que otra reunión será organizada a su regreso.

Ningún vacío institucional debe temerse, pues la Constitución prevé una presidencia interina que es asumida por el jefe del Parlamento, Bronislaw Komorowski, así como una agenda para la organización de las elecciones presidenciales.

Komorowski tiene un plazo de 14 días para fijar la fecha de la elección anticipada "escogiendo un día feriado en los 60 días a partir de la fecha del anuncio de las elecciones".

La elección presidencial regular estaba prevista en Polonia para octubre. Habría enfrentado probablemente al conservador Lech Kaczynski con el jefe del Parlamento Komorowski, candidato oficial del partido liberal Plataforma Cívica (PO) de Tusk.

El estado mayor del ejército polaco también se reunió el sábado.

"Frente a esta situación de crisis, tomará las decisiones apropiadas", se limitó a declarar un portavoz del estado mayor, Dariusz Niedzielski, citado por la agencia PAP.

Entre los 88 nombres de los pasajeros del vuelo oficial el sábado, figuran los del general Franciszek Gagor, jefe de estado mayor, y del general Bronislaw Kwiatkowski, jefe de las fuerzas operacionales de Polonia, país miembro de la OTAN.

Los generales Tadeusz Buk, jefe del ejército, Andrzej Blasik, jefe de la fuerza aérea, y Wojciech Potasinki, jefe de las fuerzas especiales, también figuran entre las víctimas, así como el vicealmirante Andrzej Karweta, comandante en jefe de la marina de guerra.

"Un cambio de generaciones ocurrirá en las fuerzas armadas polacas. Es un proceso que ya había comenzado, pero el azar lo precipitó", declaró a la AFP la politóloga Lena Kolarska Bobinska.

El presidente del banco central, Slawomir Skrzypek también murió en el accidente.

"El Banco Central de Polonia cumple todas las funciones previstas por la ley", indicó la entidad en un comunicado.

En el frente político, "lo que sucederá en las elecciones por ahora es poco claro, ya que dos importantes candidatos de los dos principales partidos de oposición murieron en este accidente", dijo la politóloga, al referirse a Lech Kaczynski, candidato virtual del partido conservador Derecho y Justicia y a Jerzy Szmajdzinski, candidato oficial de la Alianza de la Izquierda Democrática (SLD).

"La campaña presidencial será tranquila y silenciosa, sin conflictos", advirtió Kolarska Bobinska, al subrayar que el partido PiS (Derecho y Justicia) de Kaczynski, que perdió a importantes personalidades en el accidente, "tendrá dificultades para recuperarse".

"También es un golpe terrible personal para el presidente de ese partido", Jaroslaw Kaczynski, hermano gemelo del mandatario fallecido.

El presidente polaco estaba acompañado por su esposa y una importante delegación en el viaje destinado a rendir homenaje a la memoria de 22.000 oficiales polacos, muertos hace 70 años por la policía secreta de Stalin.

Estas personalidades eran la élite del país, propietarios de tierras, profesores, abogados, o médicos movilizados durante la guerra.

El viaje tenía como fin llegar al bosque de Katyn, cerca de Smolensk, convertido desde 1940 para los polacos en el lugar simbólico de la destrucción de sus élites.

En el accidente del avión presidencial, "murió la flor y nata de la vida política, social y cultural", declaró por su parte el sábado el arzobispo de Varsovia, Kazimierz Nycz.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad