Publicidad
Publicidad
Jue Dic 8 2016
20ºC
Actualizado 09:18 pm

¿Dónde están la economía y la sanidad democrática? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-04-11 05:00:00

¿Dónde están la economía y la sanidad democrática?

Que el país vive en el presente una de las campañas presidenciales más interesantes y atrayentes de los últimos años, no lo pueden negar ni quienes son aversos crónicos a la política.
¿Dónde están la economía y la sanidad democrática?

En las próximas elecciones no solo se define quién tomará las riendas del Estado durante los próximos cuatro o incluso ocho años sin que hasta el momento se pueda hablar de un ganador cantado,  sino que se determinará también qué rumbo tomará el país en muchas otras materias.

En otras palabras, se decidirá si la nación continúa por el camino que durante dos periodos marcó Álvaro Uribe Vélez con todos sus éxitos y equivocaciones, o se toma una opción diferente, que seguramente traerá también sus aciertos y errores.

Sin embargo, a pesar de todos esos ingredientes que prometerían por sí solos una campaña atractiva, cautivadora y bastante movida, resulta muy curioso por decir lo menos, que varios de los temas que son realmente trascendentales para el país, hasta el momento han pasado poco menos que desapercibidos.

Con contadas excepciones, los diferentes candidatos han tratado de posicionarse ante la opinión pública según su cercanía o distancia del presidente Uribe. Y es tal vez por esa razón que el debate ha girado en torno a la Seguridad Democrática y más concretamente, sobre la postura  de cada uno de los aspirantes frente a las Farc.

Simultáneamente, se le ha quitado protagonismo a cuestiones de igual o mayor importancia en el momento como el manejo de la economía y el monstruo del desempleo; el sendero a seguir en materia de tratados comerciales, la posición en cuanto a la necesidad y la manera de llevar a cabo una reforma tributaria de fondo o los planes para mejorar la infraestructura, una de las deficiencias más grandes que tiene el país y uno de los obstáculos más poderosos para su desarrollo.

Como si lo anterior no fuera materia suficiente de preocupación, no se ha oído propuesta seria y menos aún, coherente, sobre la manera de enfrentar esa criatura de tantas caras como es la corrupción, que mantiene los presupuestos en números rojos, a los programas sociales postrados y lo que es peor, a amplios sectores de la población en condiciones de miseria permanentes.

Sin lugar a dudas, el país requiere tener muy clara su posición frente a las Farc. Pero sobre esa postura ya existe prácticamente un acuerdo generalizado, sobre la necesidad de combatirlas mediante las armas, ante la nula voluntad de esa organización de llegar a acuerdo alguno. Y es ese convencimiento incuestionable que ya tiene el país entero, el que lo obliga a pensar en sus demás problemas, ante la gravedad pero sobre todo la velocidad con la que han crecido en los últimos años.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad