El fenómeno Mockus | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-04-11 05:00:00

El fenómeno Mockus

A cuatro meses de las elecciones de 2002, Serpa tenía casi un 40% de la intención de voto y Uribe apenas llegaba al 5%. Pero entonces Uribe despegó y en cuestión de semanas alcanzó a Noemí (hasta entonces segunda en las encuestas) para acabar ganando en la primera vuelta con el 53% de los votos. Traigo a cuento estas cifras porque recuerdan que en la política puede haber sorpresas que son el resultado de cambios imprevistos y masivos en el clima de opinión.
El fenómeno Mockus

Los ¬ďpalos¬Ē son por definici√≥n excepcionales; pero se han dado en tantas ocasiones y pa√≠ses que incluso existen libros y teor√≠as sobre el ¬ďcandidato sorpresa¬Ē y sobre ¬ďla bola de nieve¬Ē que lo impulsa. En cosa de dos semanas, Mockus salt√≥ del 9% al 22% √≥ 25% en las encuestas y alcanz√≥ a Noem√≠, mientras que Santos se estanca (en 35%) o retrocede (a 30%): si la bola de nieve sigue rodando, Mockus ser√° el Presidente.

Eso lo saben sus rivales y por eso el golpe bajo que acaban de propinarle: la ¬ďnoticia¬Ē de que Antanas padece una enfermedad cuyo nombre despierta las dudas m√°s sombr√≠as entre la gente. Por supuesto que los medios deben informar sobre el estado de salud de un candidato. Pero en los c√≠rculos period√≠sticos desde hace tiempo se sab√≠a que Mockus sufre del p√°rkinson en grado leve y que esto no afecta sus facultades mentales. La bajeza consisti√≥ en que la W ¬ďsoltara la noticia¬Ē en el momento decisivo del proceso y con la intenci√≥n de entorpecer la ¬ďqu√≠mica¬Ē que se viene fraguando en torno a Mockus.

En los pr√≥ximos d√≠as se ver√° si la maniobra de Santos v√≠a ¬ďJulito¬Ē le funciona, si los medios desv√≠an el debate hacia la enfermedad de p√°rkinson o si se ocupan de los temas de verdad. Porque la qu√≠mica que se viene fraguando no es un asunto fortuito ni epis√≥dico, sino que nace de fuentes m√°s hondas: m√°s y m√°s gente reconoce en la candidatura Mockus al pa√≠s civilizado y honesto que necesitamos. As√≠ de simple.

Tan simple como que Mockus, Pe√Īalosa y Garz√≥n fueron ¬Ėprecisamente- los gestores y el s√≠mbolo de los doce a√Īos de progreso que tuvo Bogot√°, y como que Fajardo hizo lo mismo y fue lo mismo en Medell√≠n. ¬†

Despu√©s de ocho a√Īos de aplicaci√≥n cerrada de un proyecto rural para un pa√≠s urbano, la emergencia del Partido Verde y la candidatura de Mockus vienen a ser la expresi√≥n inevitable - y ojal√° indetenible- de la Ciudad(an√≠a). Por resolver un problema del siglo XIX - el de llevar el Ej√©rcito a todo el territorio nacional - Colombia se hab√≠a olvidado del siglo XX y por supuesto, del XXI. Las Farc han sido combatidas con firmeza, pero el respeto a la ley no ha aumentado. Tuvimos un ¬ďEstado de opini√≥n¬Ē pero no una sociedad deliberante. Tuvimos m√°s autoridad pero no menos corrupci√≥n ni politiquer√≠a. M√°s seguridad pero no m√°s justicia.

Y esto √ļltimo bien puede ser el punto de quiebre: el uribismo consiste en ofrecer seguridad democr√°tica; el mockusismo consiste en ofrecer seguridad ciudadana. El uribismo parecer√≠a ser ¬Ė y es- inderrotable en tanto tenga el monopolio de la seguridad. Por eso Petro y el Polo naufragaron. Por eso Santos, Noem√≠ y Vargas se disputan su grado de adhesi√≥n a la Seguridad Democr√°tica. Pero tambi√©n por eso Mockus es la alternativa de fondo al uribismo.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad