El retrato | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Jue Dic 14 2017
20ºC
Actualizado 08:43 pm

El retrato | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-04-12 05:00:00

El retrato

La izquierda no halla su sitio en Colombia y no lo halla porque es pre-histórica, porque está llena de ingratitudes y traiciones, porque la furia que ataca, viene de su propio vientre. Cada vez más maniatados no encuentran el camino hacia el poder y hacia el cumplimiento de sus ideologías ancladas en el siglo XX, cada vez más maniatados por unos defectos que solo años atrás parecían invisibles (o no parecían defectos): su noción personalista del poder, su talento para el cambalache político (o para buscar cargos burocráticos dentro y fuera de sus partidos),  sus hábitos inveterados de burócratas de aparatos totalitarios y a veces, con su incompatibilidad con los usos de la democracia (ver las Farc). Pelean por frenar la historia, socavan propuestas de democracia como pasó en España cuando terminó el Franquismo donde el partido comunista sobrevivió a cuarenta años de dictadura, pero no logró sobrevivir a 3 años de democracia.
El retrato

Siguen como náufragos aferrándose  al pasado (o hacen como los octogenarios que llegan al santísimo, se quieren agarrar al pasado que se va). Porque todos cuidan su pensamiento comunista ortodoxo y no realmente lograr lo que han logrado los partidos europeos que se tornaron social-demócratas y terminan por reclamar democracia para fuera, pero no para adentro de sus partidos: los secretarios generales (o los que llaman presidentes) siguen dictando sin restricciones lo que piensan de la política (o centralismo democrático, así, lo llaman), se acepta como en un ejército, la jerarquización  del aparato organizativo.

Lo que no entiende la izquierda (o cierta izquierda) es que no hay unanimidad y eso se debe  aceptar como se acepta la diversidad en la naturaleza. Muchas veces no se aceptan los renovadores que se la pasan exigiendo mayor democracia interna. La espera del poder, la promesa de llegar aglutina intereses, pero si éstas no se cumplen, entonces viene la desbandada y la pérdida de credibilidad. Como le está pasando al Polo y a partidos como el Liberal o  Cambio Radical  (que no son de izquierda), que no saben dónde hacerse para sobrevivir sin participar del poder y por eso el tranfuguismo que no es de ideas, sino de hambre, de ayunos prolongados que no soportan los partidos nuestros porque sin cargos no se sobrevive, sin contratos no hay miel ni leche y todo se refleja en la votación que generalmente se mueve (a no ser que una nueva conciencia se levante) por intereses puntuales (cargos, contratos, etc.).

“Patria, por ti he sufrido y padecido tanto…”. ¿Algo más?

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad