Los niños juegan y aprenden en la cocina | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Sáb Dic 16 2017
20ºC
Actualizado 06:07 pm

Los niños juegan y aprenden en la cocina | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-04-13 05:00:00

Los niños juegan y aprenden en la cocina

Imagínese a su hijo elaborando momias con salchichas, castillos de chocolate, malteadas oreo y pizzas encantadas  y ¿por qué no, una paleta de cereal?
Los niños juegan y aprenden en la cocina

¿Sería fantástico, verdad?

No sólo se divertiría preparando los platos, sino comiéndolos y usted no tendría que lidiar tanto con ellos cuando se niegan a alimentarse.

Además, una gran ventaja sería aprovechar sus quehaceres diarios para hacer de la cocina un juego responsable.

Lo interesante de este asunto es que usted terminará despertando en él su creatividad, mejorará su capacidad motriz y desarrollará en él esas aptitudes para la cocina. ¡Qué tal que su hijo se convierta en un verdadero mini chef! Fantástico.

Por eso aproveche la cocina para unirse más a él y gozarse una verdadera receta elaborada a cuatro manos.

Entrenando mini chef

Beatriz Noriega Santamaría es una chef profesional. Estudió en la reconocida escuela gastronómica ‘Verde Oliva’  en la capital colombiana y disfruta todo lo que hace en la cocina.

Actualmente sus alumnos son niños entre los 6 y 15 años que quieren distraerse entre sabores y colores.

Esta profesional de la cocina se encarga de desarrollar mediante talleres de cocina mucho más que recetas. Sus siete semestres de Psicología la llevan a agregar en sus platillos mucho más que ingredientes.

Es por eso que afirma que “los niños aprenden divirtiéndose, desarrollan su capacidad de motricidad, pues mezclar los ingredientes y amasar les encanta.  Como parte de las clases preparan pizzas encantadas con frutas de colores y les dan las formas que quieran”.Y no sólo eso. También aprenden de medidas como milímetros y centímetros, de acuerdo a la cantidad exacta que requiera la receta.

“Los familiarizamos con los utensilios, los medidores, les explicamos cuál es la cantidad ideal. Desarrollan además sus sentidos, aprenden a tocar, a sentir, a diferenciar texturas como por ejemplo el azúcar pulverizado del azúcar normal”, agrega Noriega.

En cuanto al espacio de unión que se da entre padres e hijos, afirmó que “los padres deben aprovechar ese momento para desarrollar la imaginación del niño y de paso enseñarles a tener los cuidados necesarios en la cocina”.

preguntas y respuestas

Lucy Garnica

Psicóloga y especialista en pedagogía y semiótica

¿Qué beneficios podría encontrar un niño junto a sus padres en un escenario como la cocina? “En los niños es una buena estrategia crearles escenarios de los grandes para que ellos aprendan a asumir roles de adultos como es el caso de la cocina. Desde el colegio lo hacemos como una estrategia de aprendizaje en diferentes áreas. En clases de ciencia si queremos preparar algo con los derivados de la leche lo hacemos, en inglés anotando los ingredientes en el segundo idioma y aprendiendo vocabulario o realizando diálogos. En cuanto a la motricidad, el beneficio es fabuloso. No hay niño al que no le encante amasar. Incluso hay talleres de lectura en los que se pasa a jugar con masapán y colorantes para que los niños  elaboren mediante sus propias figuras los personajes de los cuentos y al final disfruten comiéndolos. Así se refuerza su imaginación.

Desde casa las ventajas son muchas pues a los niños les encanta adquirir pequeñas responsabilidades, para eso es importante crear el espacio y favorecer ese interés. A nadie le sobra aprender herramientas de sobrevivencia como preparar alimentos. Pero existen casos en los que todo lo hace la empleada y el niño no aprende desde pequeño a hacerse ni un sandwiche. Si la gente no se arriesga, en algún momento de su vida deberá hacerlo. Qué rico sería despertar en los niños desde pequeños ese interés, mirar con ellos los riesgos, el autocuidado y lograr con la cocina varios aprendizajes.

¿Cómo aprovechar ese espacio de encuentro entre padres e hijos? A veces como padres creemos que el mejor plan con nuestros hijos es ver televisión, pero es un buen momento de hacer de la cocina un lugar de encuentro. Cuando no lo hacemos y queremos que ellos nos ayuden, ya no querrán sino ver televisión.

Otro error de los padres es llegar cansados y enseñarle al hijo que es la mujer la que debe ir a preparar los alimentos. Lo importante es mostrarles que tanto padre como madre pueden hacerlo y es divertido. Incluso que se convierte en un espacio de diálogo, de comunicación, de integración familiar. Que el niño sepa que en la cocina se comparten experiencias buenas y malas del día, que es un ritual histórico en familia es realmente valioso.

Interesante sería que el niño aprendiera de igualdad de géneros y de paso de alimentación saludable. Por eso es importante anotar qué alimentos son beneficiosos para mi hijo y tenerlos en la nevera. Así el niño aprenderá también sobre los alimentos nutricionales y podrán llegar a casa y con ayuda de la nana o la abuela preparar una malteada, sobre todo después del colegio que por lo general llega con hambre. Eso sí, siempre con la compañía de un adulto.

¿Los niños que sufren de hiperactividad podrían lograr grandes beneficios con este tipo de actividades que requieren de tiempos y medidas exactas? Por supuesto. El niño empieza a manejar el autocontrol. Aprende de límites y controla esa impulsividad. Por lo general es difícil explicarles la importancia del control y la cocina puede convertirse en un buen espacio pues allí tiene que aprender que “el orden de los factores sí altera el producto”.

El niño debe entender que hay que esperar que hierva la mezcla, que hay un orden en las cosas, y si ellos son capaces de lograr esa simultaneidad, entenderán que si no esperan la receta quedará mal, que no podrán hacer todo con la rapidez que ellos creen, que deben preveer las consecuencias.

LISTA

Cuidados que debe tener con su hijo

1 Enséñele que el fuego debe ser maniobrado por un adulto.

2 Ayúdelo con la licuadora.

3 No olvide darle las precauciones con el rayador para que no se lastime sus dedos.

4 Si el niño quiere picar los ingredientes esté junto a él todo el tiempo. No se descuide un segundo y si es posible préstele utensilios de comedor como el cuchillo, para evitar accidentes.

5 Sea usted quien está a cargo del tiempo en el horno y de las ollas.

LISTA

Ventajas

1 Despierta su capacidad de imaginación.

2 Desarrolla la creatividad.

3 Mantiene la atención de los niños que suelen presentar atención dispersa.

4 Mejora sus técnicas de aprendizaje

5 Estrecha los lazos con su hijo. Le da valor al tiempo en medio de sus quehaceres domésticos.

6 Pueden preparar entre los dos recetas saludables.

7 La cocina puede convertirse en la mejor herramienta para enseñarle o reforzar sus estudios.

8 Desde pequeño el menor aprenderá a alimentarse saludablemente.

9 El niño no crecerá con ideas de género como “la cocina es para las mujeres”.

10 La alimentación de su hijo se hará más divertida.

11 Cuando su hijo esté grande no se sentirá inhábil para preparar sus alimentos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad