Publicidad
Publicidad
Jue Dic 8 2016
25ºC
Actualizado 03:35 pm

Oasis | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-04-14 05:00:00

Oasis

El ego soberbio te conduce al error de querer cambiar a los otros para que sigan tus huellas.
Oasis

Quien está bien en un credo piensa, con una falta total de respeto, que los que no son de su iglesia se van a condenar.

Por eso los presiona, les hace reproches o los saca de su círculo de amor si no van con él a su templo.

O sea que, sin percibirlo, está juzgando, actúa con soberbia y termina excluyendo a los demás.

Y en la misma red caen los que creen que sólo cuentan sus creencias políticas o culturales, “su” verdad.

Es peligroso creerse mejor que los demás y ese vicio es fuente de frecuentes discordias, incluso en las familias.

Pide a Dios humildad y respeto, actúa con amor y elige dejar que cada ser marche por su sendero.

Sin tolerancia, ¿para que te sirven tus creencias? Si juzgas ¿qué clase de amor vives?

*****

Jesús en su infinita sabiduría dijo a sus seguidores que imitaran a dos animales: la paloma y la serpiente:

A la paloma por su mansedumbre y a la serpiente por su astucia o su malicia; o sea, un consejo para estar en el punto medio.

Un punto de balance o equilibrio que nos aleja de los extremos y de posturas rígidas y exageradas.

¿Qué es lo que más necesitas? ¿Ser más suave o más firme? ¿Precisas ternura o malicia?

Procura conocerte y no confundas la bondad con la ingenuidad, como le pasa a tantos seres “buenos”.

Jesús fue un ser manso y amoroso, pero también tuvo posturas firmes con los fariseos o los vendedores del templo.

Ser “bueno” no es dejar que abusen de tu nobleza, cargar cruces ajenas o ser un alcahuete.

Amar es como elevar una cometa: La realidad te dice cuando hay que soltar o recoger la cuerda.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad