La venganza | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Dic 18 2017
20ºC
Actualizado 09:20 pm

La venganza | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-04-15 05:00:00

La venganza

La venganza

Lo que en la obra se desarrolla no está alejado de lo cotidiano, basta con observar el diario transcurrir y el cúmulo de noticias que nos invaden para confirmar que hoy el hombre cualquiera sea su condición, de algo quiere vengarse.

Quizás el ambiente social que agobia a muchas personas, cargado de inequidades y contradicciones, colabora a desquiciar el pensamiento de muchos de sus integrantes que dedican tiempo y mente a construir escenarios para descargar su animosidad u odios guardados. Pocos perdonan o toleran, por lo general se busca el desagravio por mano propia o buscando intermediarios. A los poderosos no se les excusa el éxito, se maquinan conspiraciones para socavar sus imperios de riqueza prevalidos de una frase que se le atribuye a San Juan Crisóstomo: “el rico es un bandido”. A otro nivel de medianías, las retaliaciones buscan colocar en tela de juicio el nombre y prestigio de las personas para desplazarlos de los lugares que ocupan y así lograr posiciones burocráticas o de las otras (sociales, religiosas, política, etc.).

En el ámbito de los comunes y corrientes, lo más cómodo es la ley del Talión, ojo por ojo y diente por diente.  Se encuentra consignada en Éxodo, XXI, 24, y continúa en el versículo siguiente. Pero además en Levítico, XXIV, 20, se añade: “cual fuere el mal que hubiere hecho, tal se le obligará a sufrir”. A hora que estamos en plena campaña electoral, recordemos que en el año 400 A.C., un regular poeta, Melito, acusó a Sócrates de corrupción de menores y adoración de divinidades extrañas, acusación que no dudó en recoger Anito, celoso demócrata reconocido en Atenas.  Tal conspiración llevó a Sócrates a beber la cicuta, pero el trasfondo era político, pues el partido popular no gustaba de las simpatías del filósofo con la oligarquía y sus relaciones estrechas con los jefes del partido aristocrático. Primaron los sentimientos de venganza de dos sujetos que pasaron a la historia por esto, pero no por la grandeza que siempre ostentará el filósofo.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad