Publicidad
Publicidad
Jue Dic 8 2016
26ºC
Actualizado 11:44 am

Se calienta el escándalo del DAS | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-04-16 05:00:00

Se calienta el escándalo del DAS

Se calienta el escándalo del DAS

En el capítulo actual del sucio laberinto que ha tenido que atravesar el DAS, no encajan totalmente los comunicados de prensa de la Casa de Nariño, ya que el inevitable desarrollo de los acontecimientos sacó las cosas del escenario de las conjeturas y las especulaciones, de los comentarios oficiales y de las críticas de la oposición y situó el asunto en el irreversible plano de las pruebas judiciales. Ante ello, la respuesta atinada no puede ser una destemplada declaración del ministro del Interior, tratando de descalificar una decisión judicial al contrastarla con otra de un órgano de control estatal, como es la Procuraduría. Las nuevas generaciones tienen una expresión gráfica que  pone las cosas en su real sitio: “Coca Cola mata tinto”, es decir, providencia judicial tiene mucho más peso.

El proceder de los cerebros de las “guerras sucias” del DAS fue tan siniestro que la verdadera dimensión del asunto se palpa en la determinación de Estados Unidos de suspender la ayuda económica que le daba a tal entidad oficial. Eso no puede ser minimizado.

Ante ello, el actual director del DAS, Felipe Muñoz, informó que durante sus 14 meses de gestión ha destituido a 120 funcionarios. Ese no es el problema. El fondo del asunto de las “guerras sucias” del DAS no está en funcionarios de segundo y tercer orden. Está en el uso siniestro que de tal dependencia y que de su capacidad investigativa hicieron altos funcionarios y directores como Jorge Noguera y María del Pilar Hurtado, quienes ordenaron llevar a cabo actos ilegales.

La más reciente cortina de humo tendida en torno al DAS consiste en apurar al Congreso para que apruebe una Ley que crea una nueva agencia de inteligencia civil. ¿Acaso ello garantiza que siniestras decisiones políticas de cualquier gobierno futuro no lanzarán otra vez a tal dependencia a la charca de las “guerras sucias”?

¿Acaso la decisión gubernamental tomada hace 50 años de acabar al SIC y crear al DAS nos puso a salvo de oscuros altos funcionarios que ordenaron que tal dependencia llevara a cabo actos de policía política?

Lo condenable fue dar las órdenes, el haber dedicado a la agencia civil de inteligencia a procederes sucios. Y ningún proyecto de Ley nos salva de eso.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad