Grímpolas | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-04-16 05:00:00

Grímpolas

La elecci√≥n de Presidente de la Rep√ļblica ha sido, obviamente, acontecimiento importante que trasciende los estamentos sobresalientes del pa√≠s, haciendo copart√≠cipes a la mayor√≠a de los nacionales.
Grímpolas

Recordamos el mes de febrero de 1930 cuando precisamos la escogencia del Mandatario. Se ven√≠a de 40 a√Īos continuos de mandato del partido conservador, tiempo en el que las guerras civiles y la violencia en general se repet√≠an a lo ancho y largo de la nacionalidad, con algunos cuatrienios menos agitados que otros. El partido de gobierno dividi√≥ sus fuerzas entre dos candidatos prestigiosos: el poeta Guillermo Valencia y el militar Alfredo V√°squez Cobo. Indeciso, el partido liberal propuso su candidato, el abogado e internacionalista Enrique Olaya Herrera, dentro de un convenio de Uni√≥n nacional con un grupo conservador encabezado por el notable ciudadano antioque√Īo y ex-presidente (1910-1914) Carlos Emilio Restrepo, movimiento que triunf√≥ por amplio margen en las urnas.

Fue tan profunda la divisi√≥n conservadora, que el mismo clero de honda influencia acudi√≥ tan abiertamente que result√≥ dividi√©ndose por la falta de firmeza de su Director, monse√Īor Ismael Perdomo, a quien se termin√≥ motej√°ndolo de ¬ďmonse√Īor perdimos¬Ē. En un momento dado cuando V√°squez Cobo ten√≠a a su favor a los sacerdotes, el Arzobispo pidi√≥ telegr√°ficamente que cambiaran a V√°squez por Valencia. Uno de los p√°rrocos m√°s intervencionistas en Santander, el padre Daniel Jord√°n, contest√≥ el respectivo telegrama a su superior en los siguientes t√©rminos: ¬ďMonse√Īor Perdomo, Bogot√°. Prefiero colgar mi sotana en un papayo antes que votar por Guillermo Valencia. Presb√≠tero Jord√°n¬Ē. Si hubiera existido radio y televisi√≥n, este telegrama habr√≠a conquistado reportaje de Amad y editorial de Gosa√≠n para poner a temblar a todos los Mockus de la √©poca. El controvertido Padre Jord√°n fue director del peri√≥dico ¬ďLa Defensa¬Ē y, simult√°neamente, editorialista del diario ¬ďEl Siglo¬Ē, del doctor Laureano Eleuterio G√≥mez Castro.

El doctor Olaya Herrera interrumpi√≥ la tradicional gobernabilidad del conservatismo y sin desconocer la ¬ďUni√≥n Nacional¬Ē, adelant√≥ plausible obra progresista. Le siguieron los liberales Alfonso L√≥pez Pumarejo, la Revoluci√≥n en Marcha, Eduardo Santos, la prudencia en sus columnas, de nuevo L√≥pez y, finalmente, en 1946 la p√©rdida de las elecciones con el doctor Mariano Ospina P√©rez al poder, mediante la derrota de Gabriel Turbay y Jorge Eli√©cer Gait√°n, al poco tiempo el primero muerto solitario en Par√≠s, a la sombra de los √°rboles del Parque de Luxemburgo y el segundo asesinado en Bogot√° el 9 de abril de 1948. La paz de los sepulcros.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad