Los achaques en las presidenciales | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Dic 11 2017
21ºC
Actualizado 10:54 am

Los achaques en las presidenciales | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-04-16 05:00:00

Los achaques en las presidenciales

Las presidenciales se están calentando y la presión está haciendo disparar vapores a los candidatos que traen aromas alusivos a lo que se cocina en la cabeza de cada uno.
Los achaques en las presidenciales

El primero en hacer ebullici√≥n fue el precandidato Arias, a quien la ausencia de val√≠a propia y la aparici√≥n de pruebas de su escandalosa participaci√≥n en la aplicaci√≥n indebida de subsidios agr√≠colas, parece no afectarle. Reproduce hist√©ricamente ademanes y acentos del presidente Uribe, sin sentir el m√°s m√≠nimo deseo de agregarle contenido al continente, ni de reparar sus propias faltas. Es lo que los psic√≥logos llaman ¬ďestrechez del campo de conciencia¬Ē y que caracteriza a la personalidad histri√≥nica. Por eso es muy gr√°fico el apodo del ¬ďPincher¬Ē que Samper Ospina le adjudic√≥.

Noem√≠ est√° tan ansiosa, que su frivolidad se le escapa de la boca sin amarras. Ligera y err√°tica como ha sido su trayectoria p√ļblica, est√° haciendo m√°s por perder que lo que los dem√°s hacen por ganarle. Adem√°s, ¬Ņno conocen ustedes al menos a cinco mujeres mejores que Noem√≠? Vargas y Santos tienen en com√ļn su arrogancia, un narcicismo que s√≥lo Vargas es capaz de sustentar en su discurso. Se cree estadista y tiene un verbo que retrata, como en una ideograf√≠a, un talante de gobernante. Sin embargo, Vargas tiene su coraz√≥n demasiado cargado hacia la derecha, sufre de lo que el genial Vallejo convirti√≥ en una enfermedad moral: ¬ďdextrocardia¬Ē. Santos en cambio, a pesar de que se ve que escudri√Īa en su disco duro cada vez que trata de opinar, se queda corto en los planteamientos y exhibe una lentitud en el discurso que en psicolog√≠a suele llamarse bradipsiquia; y mejor que as√≠ sea, las veces que como funcionario le meti√≥ acelerador a la lengua, no pudo equivocarse m√°s. Y si las teor√≠as pasadas de moda de Lombroso y Sheldon sobre la apariencia f√≠sica como indicativa de las tendencias ps√≠quicas se aplicara, creo que Santos no ser√≠a el prototipo de un buen muchacho, docto y sereno. Bueno, despu√©s de a√Īos de lidiar con un desorden narcisista que asume actitud mesi√°nica de √ļnico portador de verdad y salvaci√≥n, vamos a romper el aburrimiento.

A Mockus, sano moral e intelectualmente, lo achaca el Parkinson y se lo quieren cobrar. Más vale entonces un presidenciable consciente de su achaque, que varios inconscientes de sus desórdenes.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad