Nadal reinicia su vida en tierra con sexto título consecutivo en Montecarlo | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-04-18 14:25:43

Nadal reinicia su vida en tierra con sexto título consecutivo en Montecarlo

El regreso a la tierra batida del espa√Īol Rafael Nadal, el que quiz√°s sea el mejor especialista que ha dado el tenis en esta superficie, se sald√≥ con un triunfo demoledor sobre Fernando Verdasco en la final de Montecarlo, donde hoy gan√≥ el t√≠tulo por sexto a√Īo consecutivo por 6-0 y 6-1.
Nadal reinicia su vida en tierra con sexto título consecutivo en Montecarlo

En la primera final entre dos espa√Īoles en el Principado desde que Juan Carlos Ferrero venci√≥ a Carlos Moy√° en el 2002, Nadal mostr√≥ la exquisitez de su tenis para doblegar a Verdasco y sumar el t√≠tulo 37 de su carrera, el primero este a√Īo, en la final m√°s corta de este torneo en muchos a√Īos, en la que cumpli√≥ dos objetivos.

Ahora ya ha igualado con el suizo Roger Federer en el n√ļmero de Masters 1000 acumulado, con 16, y se sit√ļa a uno del l√≠der, el estadounidense Andre Agasssi, y adem√°s rompe una racha en la que sal√≠a de los torneos de vac√≠o, iniciada el 3 de mayo del 2009 en Roma.

Nadie hab√≠a sido capaz, en la Era Open, de ganar seis veces consecutivas un torneo. Nadal lo hizo hoy, adem√°s sin ceder un solo set en el cuadro, al doblegar a Verdasco en solo una hora y 25 minutos sumando su d√©cima victoria ante el madrile√Īo, con el que nunca ha perdido.

Rafa se revolcó en la central de Montecarlo al ganar ese título tan especial como él. Ha ganado ya 34 partidos consecutivos en esa pista mágica, propiedad del balear. De ahí que sus lágrimas al final de su actuación fueran casi lógicas.

Despu√©s de la exhibici√≥n ante el serbio Novak Djkovic, dos del mundo, en semifinales, se esperaba algo m√°s de Verdasco. Pero su presencia por primera vez en una final de un Masters 1000, y unos problemas en las cervicales, mermaron el gran juego del madrile√Īo que ya se encamina de nuevo al grupo de los diez primeros.

El rev√©s de Nadal fuel arma ejecutora de esta final. Rafael ha sido capaz durante toda la semana de sentir la bola y machacar a sus rivales con esa facilidad apabullante que le hace casi inmortal en tierra. La prueba han sido los 14 juegos que ha cedido √ļnicamente en esta semana, donde la pista de Los Pr√≠ncipes del Montecarlo Country Club se ha convertido en su mansi√≥n.

Ganador en San Jos√© este a√Īo y sabiendo que hubiera regresado al nueve del mundo de ganar (se quedar√° en el 12 el lunes), Verdasco comenz√≥ nervioso y necesit√≥ ceder siete puntos seguidos para lograr el primero de los suyos, casi cinco minutos de inercia, que marcaron el primer set. Muchos fallos del madrile√Īo y absoluto dominio del balear que camin√≥ en esta manga con golpes que hac√≠an recordar al rey de la tierra, ganador de cuatro Roland Garros.

Ganar el primer parcial en solo 35 minutos, sin ceder un solo punto de set, y amarrando tres servicios de su rival, fueron una losa para Verdasco, que ya con 0-5 recurrió a los servicios de un fisioterapeuta para aliviar la tensión de sus cervicales.

El saque de Fernando (ha sido el segundo que mejor ha servido esta semana, con 17 directos hasta hoy) mejoró en el comienzo del segundo set cuando por fin logró ejecutar su servicio con maestría, y sellar el primer juego con dos directos. Pero dos juegos después dos dobles faltas le volvieron a la realidad. Era Nadal de nuevo, su presión y frialdad, la que se imponía en una final de la que se esperaba más tensión y más lucha, y en la que Verdasco tiró la toalla cuando entregó de nuevo su servicio en el 4-1 con otra doble falta.

La dictadura del balear se puso de manifiesto de nuevo, y el partido solo tuvo un ligero matiz de cambio, cuando Verdasco dispuso de cinco oportunidades de quebrar en el sexto juego. Un exabrupto del madrile√Īo se escuch√≥ en la central del Principado, producto de su desesperaci√≥n, y al igual que su imagen con los brazos estirado hacia al cielo suplicando fortuna. Algo que le lleg√≥ poco despu√©s en el mejor punto del torneo, una delicia de dejadas, globos, remates y defensa que acab√≥ del lado de "Fer" que se arrodill√≥ dando gracias, pero no fue capaz de robar a Rafa su saque.

Reflejo el regreso de la "bestia sobre tierra", aquella que esta semana ha ganado tres sets en blanco y uno de ellos en la final, y la vuelta del hombre que definió su regreso a la tierra batida como un auténtico desafío, después no lograr en la gira americana, en Indian Wells y Miami (donde logró semifinales), el éxito que ha encontrado en su pista y torneo particular, a orillas del Mediterráneo.

Esta victoria corona a un espa√Īol como dominador por sexto a√Īo consecutivo y por octava vez en nuevo a√Īos (s√≥lo se interrumpi√≥ esa racha en 2004. Ferrero, derrotado por Nadal esta semana tambi√©n, gan√≥ en 2002 y 2003. Nadal se llev√≥ un cheque de 434.000 euros y Verdasco 203.000.

En la quinta final entre espa√Īoles en un torneo de esta categor√≠a (desde que se cre√≥ este nivel en 1990) y la primera en ocho a√Īos.

El mes de abril siempre ha sido favorable a Nadal donde a√Īo tras a√Īo ha mostrado su fortaleza en tierra. Ha ganado 53 partidos y nueve vences en Montecarlo y cuatro en Barcelona, defensa que comienza ma√Īana en el Conde de God√≥. Su √ļltima derrota en tierra en abril se produjo el 8 de ese mes en 2005 ante el ruso Igor Andreev en los cuartos de Valencia.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad